Seleccionar página

Los conciertos pasan a la historia por diferentes motivos: por la forma en que los artistas actuaron ante su público; otros lo hacen debido al impacto social que generaron y en muchos casos, fueron las innovaciones a nivel musical y tecnológico lo que los hizo sobresalir.

dangerousworldtourmexcopj6

La cantidad de conciertos en México ha crecido de forma exponencial año con año. Internet, redes sociales, más opciones, diversidad de géneros y el nacimiento de productoras independientes de conciertos, han ayudado a que cada vez sea más amplia la cartelera de presentaciones en vivo en México. Siempre hay un concierto para cada tipo de público: poperos, rockeros, reguetoneros, salseros, etc.

A pesar de todo esto, hay algunos conciertos que hoy, son hitos en la historia y que serán recordados por muchos de sus fanáticos. Entre ellos, encontramos:

– Paul McCartney: Nadie podrá negar que el ex Beatle mueve a todas las generaciones no solo de nuestro país, sino del mundo. La primera vez que pisó suelo azteca fue en 1993 con su “New World Tour” y para el 2010 regresó con “Up And Coming Tour”, el que se convirtió en el show más rápido en ser vendido en la historia del país: 60 mil boletos en tan solo unos minutos. No contento con este récord, Sir Paul regresó una vez más al Estadio Azteca en el 2012 con “On the Run”, gira donde los boletos alcanzaron precios de 12 mil pesos, pero además, logró congregar a más de 200 mil personas en el Zócalo de la Ciudad de México con tres horas de su gran legado musical.

– U2: Se puede decir que un romance, con todo lo que conlleva, es el que une a la banda irlandesa con México. Y aunque muchos digan que se ha sobrevalorado su aportación en la historia de la música, nadie podrá negar que estos señores le han invertido en tecnología para hacer escenarios imponentes. 1992 fue el año en el que U2 produjo un espectáculo multimedia alrededor del mundo. Pantallas gigantes, luces y la música a todo volumen eran la constante de las presentaciones de “Zoo TV Tour”, el cual incluyó a México. “Pop Mart Tour” que llegó en diciembre del 97 es, quizá, la gira más recordada en México y con la que llegaría el “truene” de la relación debido al episodio protagonizado con los hijos del entonces presidente Ernesto Zedillo y elementos del Estado Mayor Presidencial. Pero dicen que las reconciliaciones son lo mejor y en 2006, los irlandeses regresaron con “Vertigo Tour” que, si bien, no ha sido el mayor despliegue de tecnología, fue suficiente para que los fanáticos abarrotaran los estadios Azteca y Tecnológico en Monterrey, en los que Bono aprovechó para ofrecer disculpas por tardar mucho tiempo en regresar. En 2011, regresaron con “360° Tour”, la gira más grande e imponente de la historia gracias a su escenario “La Garra”, y con la que recorrieron cuatro continentes en siete etapas.

– Metallica: Pocas agrupaciones musicales pueden jactarse de tener un séquito de fans tan apasionados como los mexicanos. Metallica es un caso especial y su complicidad con México se ha fortalecido al pasar los años. Su primera visita fue en 1993 en la segunda etapa de la gira promocional del llamado “Black Album”. En ese momento, el cuarteto vivía una época gloriosa y aquellas cinco presentaciones en el Palacio de los Deportes hicieron historia. En 1999, Metallica regresó por segunda ocasión al país. En aquella visita, el cuarteto estuvo acompañado por la desaparecida agrupación Pantera y Monster Magnet en el Foro Sol. El concierto fue “Sold Out” y hasta episodio de “sillas voladoras” hubo. En el 2008, en una presentación durante los premios MTV Latino que se celebraron en Guadalajara, prometieron que no tardarían mucho en volver y al siguiente año, México se convirtió en el único país en Latinoamérica en ser parte de la gira “World Magnetic Tour”, conciertos que fueron captados para el DVD “Orgullo, pasión y gloria”. En 2012, la banda más grande de heavy metal regresó por quinta vez al país para ofrecer ocho magnos conciertos en el Palacio de los Deportes, cifra con la que superó su propio récord de presentaciones en nuestro país.

– The Cure: Una banda difícil de encasillar en un género. Si bien, siempre su apariencia estética y sus letras introspectivas los ha asociado al rock gótico, lo cierto es que los británicos han pasado por diferentes estilos musicales. La primera vez que pisaron México, no fue precisamente en la capital del país, sino en Monterrey. En pleno apogeo del movimiento grunge, The Cure sacó “Wish”, su disco mejor vendido hasta el momento, que acompañó con un gran tour que llegó a la Sultana del Norte, siendo de los primeros actos musicales extranjeros de renombre que llegaron a nuestro país. En 2004 y 2007, volvieron a hacer parada en México, pero sería hasta este año cuando The Cure ofrecería un concierto que quedará como todo un hito. La banda decidió concluir su “LatAm2013”, aquí; y como dicen por ahí “los últimos serán los primeros”, Robert Smith y compañía se aventaron una presentación de cuatro horas, dieciséis minutos y cincuenta canciones, el concierto más largo de la historia de la capital. Y no contentos, coincidió esta fecha con el cumpleaños del vocalista. Definitivamente, un concierto épico.

– Michael Jackson: No solo el rock genera euforia al grado de tener localidades agotadas. El pop también tiene lo suyo y llegó de la mano del mismísimo “Rey del Pop”, quien fue uno de los pioneros en hacer magnos conciertos en México. Gracias a él, otras estrellas se animaron a pisar nuestro país y conocer en vivo a fanáticos mexicanos capaces de pagar lo que fuera por asistir a un concierto. La visita de Michael Jackson a México generó tal expectación, que provocó la movilización de cuerpos de seguridad y emergencias ante la ola de furor que se dio en aquellos días de octubre de 1993. No había otro tema que no fuera el “Dangerous World Tour” en el Estadio Azteca. Durante tres semanas, el “Rey del Pop” generó tumultos a donde quiera que iba, ya fuera a un centro comercial de la zona de Polanco, donde se cerraron algunos comercios para que pudiera sentirse más cómodo, o en encuentros como el que tuvo con el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari en el naciente Hard Rock Café. Desde que se oficializaron las primeras fechas dentro del tour, los fanáticos agotaron todas las entradas. Las primeras presentaciones se programaron del 21 al 29 de octubre, pero ante el éxito rotundo, el cantante decidió abrir más fechas para el 2, 4 y 6 de noviembre, estableciendo así un récord de conciertos de un artista internacional en nuestro país que será difícil de alcanzar por alguna otra estrella.

Ana E. Martínez-Gracida Núñez

Twitter: @Moroccotopo77