Seleccionar página

Las cuentas falsas siguen siendo una nube oscura sobre Twitter a raíz de su exitosa oferta pública inicial.

bots twitter

El mes pasado, Jim Vidmar compró 1,000 cuentas falsas de Twitter por 58 dólares a un vendedor en línea de Pakistán. Luego programó esas cuentas para que “siguieran” la cuenta de Twitter del rapero David Murrell, que se hace llamar Fyrare y que le paga a Vidmar para impulsar su posición en la red social. Las cuentas falsas de Vidmar también retransmiten los tuits de Murrell, amplificando su voz en Twitter.

Vidmar ofrece una ventana hacia el sombrío mundo de las cuentas falsas y robots computarizados relacionados con Twitter, una de las mayores redes sociales del mundo. Ha estado comprando cuentas falsas y haciéndolas funcionar en Twitter desde hace seis años.

Hoy en día, él maneja 10,000 robots para unos 50 clientes, que le pagan por hacerlos parecer más populares e influyentes.

Las suyas están entre los millones de cuentas falsas de Twitter.

Vidmar y otros propietarios se las ingenian para simular usuarios de Twitter. Esos usuarios falsos retuitean o transmite de nuevo los tuits; envían y responden mensajes; y les dan seguimiento o dejan de darle seguimiento a otras cuentas de Twitter, entre otras acciones.

Algunos artistas pagan por tener seguidores falsos.

Sin embargo, las cuentas falsas también pueden ser herramientas políticas. En 2011, miles de cuentas falsas en Twitter obstaculizaron a los manifestantes que estaban contra el Kremlin.

Las cuentas falsas prosperan en Twitter en parte debido a que, a diferencia de Facebook, Twitter no limita a los usuarios a tener una sola cuenta. Tampoco les obliga a usar sus nombres verdaderos.

Los términos del servicio de Twitter prohíben “la creación de cuentas masivas” y la compra-venta de cuentas o seguidores. La primavera pasada, Twitter le ayudó a un equipo de investigación a aplicar un filtro que, por un tiempo, bloqueó 95% de las nuevas cuentas falsas.

La empresa admite que las suplantaciones son “un problema difícil”, dijo el portavoz. “Tenemos una gran variedad de controles automatizados y manuales establecidos para detectar, marcar y suspender las cuentas creadas exclusivamente con fines de spam”.

Recientemente, la empresa publicó en su página electrónica una oferta de trabajo para ocupar el puesto de director de producto anti-spam, o contra los seguidores y tuits falsos.

Vidmar dice que Facebook ha suspendido sus cuentas y amenazado con tomar medidas legales por llevar a cabo actividades similares en esa red. Twitter no lo ha contactado o reprendido, agregó, aunque ha suspendido o eliminado varias de sus cuentas personales que ha usado para ofrecer sus servicios.

En informes bursátiles, Twitter dice creer que las cuentas falsas representan menos de 5% de sus 230 millones de usuarios activos, pero investigadores independientes creen que esa cifra es mayor.

Los investigadores de seguridad italianos Andrea Stroppa y Carlo De Micheli dijeron que encontraron 20 millones de cuentas falsas de Twitter a la venta este verano. Eso equivaldría a casi 9% de los usuarios activos mensuales de Twitter.

Los investigadores italianos también encontraron que están a la venta programas que les permiten a los spammers crear cuentas falsas ilimitadas.

Jason Ding, investigador del Barracuda Labs y quien ha estudiado a los falsos seguidores en Twitter por más de un año, también piensa que Twitter subestima la prevalencia de cuentas falsas en su red.

Durante 10 meses en 2012 y 2013, un equipo de investigadores de University of California en Berkeley y George Mason University trabajó con el departamento de seguridad de Twitter para ayudar a identificar cuentas falsas y minimizar la actividad robótica.

El equipo compró cuentas falsas en el mercado negro, identificaron características comunes y desarrollaron un filtro que podría bloquear cerca de 95% de este tipo de cuentas. Sistemas anteriores de Twitter captaron alrededor de 8% de cuentas falsas, dijeron los investigadores. Los resultados se presentaron en una conferencia académica.

En abril, Twitter y los investigadores aplicaron el filtro. Vidmar dice que recuerda ese día, porque la mayoría de sus cuentas falsas fueron eliminadas y no pudo crear otras nuevas. “Limpiaron la casa”, dijo.

Pero Vidmar y otros dijeron que el mercado negro se adaptó rápidamente. El sistema de los investigadores marcó cuentas con perfiles incompletos, sin fotografías, y con poca actividad. En respuesta, Vidmar dijo que los proveedores ahora llenan cuentas más detalladas, les añaden imágenes y envían tuits desde esas cuentas antes de venderlas.

Eso elevó el costo de las cuentas falsas. Pero los especialistas en mercadotecnia y los investigadores dijeron que el mercado negro está prosperando otra vez.

Dos semanas después de su acción represora, Twitter detectó únicamente cerca de la mitad de cuentas sospechosas que estaban siendo ofrecidas por comerciantes identificados previamente como vendedores de cuentas falsas, de acuerdo con los investigadores de Berkeley.

Vidmar dijo que uno de sus proveedores está vendiendo 150,000 cuentas falsas. “Podría comprar cuentas falsas de aproximadamente 20 fuentes diferentes en este momento”, agregó.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx