Seleccionar página

Graves deficiencias en el funcionamiento en la Asamblea Legislativa fueron detectadas durante los últimos 10 años sin que el partido en el poder del órgano legislativo haya querido cumplir la ley y las normas que la rigen, indicó Carlos Ugalde.

ALDF 2122013

El director de la consultoría Integralia señaló, en conferencia de prensa, que es necesario hacer que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) deje la opacidad con la que opera, a fin de que la ciudadanía tenga mejores resultados de lo que se legisla.

Ante la senadora panista Gabriela Cuevas Barrón y el senador perredista Manuel Camacho Solís, Carlos Ugalde dijo que la ALDF presenta cuatro problemas centrales de funcionamiento.

Estos son: deficiencia del sistema de comisiones, gasto excesivo sin transparencia, opacidad en el trabajo legislativo y mal funcionamiento del sistema de control político y de fiscalización.

Explicó que la deficiencia en sistema de comisiones consiste en que el órgano legislativo tiene 36 ordinarias, ocho más que el promedio de los congresos estatales. Además, existe duplicidad de funciones entre diversas comisiones y comités, y la mayoría incumplen sus obligaciones.
En materia de transparencia, la ALDF tiene el mayor presupuesto del país y es la que menos rinde cuentas, además uno de los factores que contribuye a su elevado costo de operación son las subvenciones que le otorgan a los grupos parlamentarios.

En este sentido, hay 66 legisladores a quienes se erogan 13 millones de pesos mensuales solo por el concepto de subvenciones, y pese a que no están obligados a transparentarse estos recursos tampoco dan cuentas.

En cuanto opacidad en el trabajo legislativo, refirió que la Asamblea no informa sobre las asistencias, el orden del día, y versiones estenográficas, ni sobre comparecencias ni publican el presupuesto asignado para cada comisión.

En materia de control político y de fiscalización, el reporte legislativo que presenta Integralia señala que el PRD, además de tener el control, rechaza todas las peticiones para citar a comparecer a funcionarios o delegados, y no es prioridad la fiscalización del gasto público.

La consultoría manifestó asimismo que se desconoce el seguimiento que se da a las observaciones de la contaduría mayor de Hacienda.

En este sentido, la senadora Gabriela Cuevas cuestionó el desempeño de la Comisión de Gobierno de la ALDF y refirió que el PRD tiene el monopolio total de la agenda y de los recursos desde hace 10 años y no entrega cuentas sobre el destino de los mismos.
A su vez, el senador del PRD, Manuel Camacho Solís dijo que no se puede ver a la ALDF y al Distrito Federal como una cosa aislada, mientras que se ve la situación política de otros estados del país.

(Con información de Notimex)