Seleccionar página

Los científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México, buscan la solución para que los pasajeros puedan subir agua o jugos al abordar el avión.

ViajarLíquidos

Los investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México, trabajan en un escáner que podría ayudar a los viajeros aéreos que en la actualidad deben desechar los líquidos que portan cuando pasan por los retenes de seguridad en los aeropuertos.

El equipo de investigadores ha combinado las tecnologías de resonancia magnética con la de los rayos X de baja potencia para distinguir entre líquidos inofensivos y aquellos que podrían ser usados para crear explosivos.

El objetivo es lograr que el nuevo escáner detecte qué líquido contiene una botella sin siquiera abrirla, a este dispositivo lo han llamado MagRay.

Si se llegara a lograr este cometido, algún día los viajeros podrán viajar con líquidos, sin verse limitados a tener que meterlos en una bolsa de plástico como medida especial.