Seleccionar página

(Notimex).- El jefe de Endocrinología del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco, Miguel Escalante Pulido, señaló que existe un tumor que en el 95 por ciento de los casos se ubica en el páncreas y se manifiesta con producción excesiva de insulina.

hipoglicemia

“Temblor, ansias de comer y en casos extremos, convulsiones y muerte, son síntomas característicos de una tumoración conocida como insulinoma, que si bien es poco frecuente, puede poner en alto riesgo la vida de quien la padece”, afirmó.

El médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), destacó que se trata de un tumor tan pequeño que en ocasiones es difícil captarlo incluso con estudios de tomografía y ultrasonido, lo que hace necesario acceder quirúrgicamente hasta el páncreas para extraerlo.

Resaltó que el insulinoma ocurre en uno de cada millón de pacientes y sus efectos pueden ser mortales. “Es un tumor benigno de las células beta del páncreas, que provoca una secreción exagerada de insulina, independientemente de los niveles de glucosa que tenga la persona”.

Así, la persona con insulinoma, tiene descenso importante de glucosa al margen del consumo que haya tenido de ésta debido a la sobreproducción de insulina que el tumor le produce, de ahí que caiga en estados de hipoglucemia severos que le pueden acarrear la muerte, indicó.

Detalló que el órgano que más sufre ante una baja excesiva de glucosa es el cerebro, ya que consume cerca del 60 a 70 por ciento de la glucosa que ingerimos y si se le quita la glucosa a niveles críticos empieza a sufrir daños que se expresan con convulsiones, pérdida del conocimiento y muerte.

Destacó que existe un pico de presentación de síntomas a los 23 años y otro después de los 45, por lo cual es importante que ante situaciones como los ya descritas, se busque atención médica.

Aseguró que en caso de confirmarse la presencia del tumor, el tratamiento es quirúrgico y una vez extirpado, el paciente se recupera.