Seleccionar página

Una novela llena de humor y tragedia que nos habla de qué tan maravillosa es la aventura de saberse vivo y de querer a alguien. 

Bajo la Misma Estrella

John Green, autor de “Bajo la misma estrella”, nació en Indianapolis en 1977 y publicó su primera novela en 2005, misma que se colocó en el ranking de las mejores novelas juveniles.

“Bajo la misma estrella” trata de Hazel y Augustus, a quienes les gustaría tener vidas más corrientes.

Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel -conocer a su escritor favorito-, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme rompecabezas del que forman parte…

“Bajo la misma estrella” es un libro espectacular, donde el autor te atrapa desde que empiezas a leerlo, una historia emotiva, irónica y afilada. Una novela teñida de humor y de tragedia que habla de nuestra capacidad para soñar incluso en las circunstancias más difíciles. El autor tiene un estilo muy peculiar, los diálogos son muy ágiles haciendo a la lectura rápida y divertida a pesar de tratar un tema tan fuerte como lo es el cáncer juvenil.

Si algo tiene de diferente, es que el autor presenta el tema del cáncer desde otra perspectiva y eso es muy interesante y enriquecedor. Hazel y Gus se toman todo con humor y de una forma muy natural, lo que hará que te enamores de sus personajes.

A pesar de que el final puede ser algo esperado o evidente, el autor lo aborda de tal forma que seguro te arrancará alguna lagrima y te dejará pensando en lo cierto de muchas de sus frases.

“Algunos infinitos son más grandes que otros infinitos”.