Seleccionar página

Olivia Wise, una adolescente que rechazó tratarse de un inoperable tumor cerebral, murió este lunes.

131102080405-olivia-wise-story-top

La joven de 16 años, quien ganó fama en las últimas semanas después de realizar su propia grabación interpretando la canción Roar de la cantante Katy Perry, rechazó tratarse luego de enterarse que tenía un inoperable tumor cerebral.

“Ella murió en paz en su casa, rodeada del extraordinario amor de su familia”, según reza un comunicado de la familia enviado a CNN.

La adolescente quería que la gente celebrara su vida en su funeral y se negaba a que lloraran por su partida.

La versión Roar de Wise se grabó en el mes de septiembre, después de saberse que ya no había más tratamientos disponibles para salvarle la vida, cosa que llamó la atención de Katy Perry. Posteriormente, la grabación fue publicada en el portal de YouTube el mes de octubre.

“Estoy conmovida por ese gran sonido”, le dijo Perry a Olivia sobre el video. “Te amo. Un poco del amor de la gente que te ama es una de las razones por la cual tu video me atrapó. Estoy muy conmovida por lo que acabo de ver”, añadió la cantante. Perry concluyó con un: “¡Sigue rugiendo!”

Este lunes, tras enterarse de la triste noticia, la cantante publicó en su cuenta de Twitter, “Olivia Wise, puedo escucharte cantar con los ángeles ahora. Tu espíritu y fortaleza nos han inspirado a mí y a muchos otros. Descansa en paz”.

Este es el video que realizó la adolescente en los estudios de grabación.