Seleccionar página

El dolor de cabeza y la fatiga son dos enemigos que de vez en cuando o muy contínuamente pueden estar acosando a las personas. Los factores por los que se sufren estos padecimientos, así como su duración, varían dependiendo de cada individuo.

Unknown-2

Estos síntomas, que quitan el ánimo y el buen humor, se pueden remediar con ingredientes caseros.

Para la fatiga, las plantas medicinales son las mejores aliadas. El eleuterococo o ginseng siberiano, funciona para reforzar la energía física, además, incrementa el consumo de oxigeno y reduce la presión sanguínea. La dosis recomendada de Eleutherococcus senticosus, es de dos a tres gramos de raíz, o de 300 a 400 gramos (si se prefiere consumir en extracto) al día.

Otro remedio sería el consumo moderado de regaliz, ya que tiene efectos positivos en fatiga crónica; su dosis recomendada es de 25 a 100 miligramos de extracto al día, como máximo, durante un periodo de de seis a ocho semanas. El regaliz se debe tomar media hora antes del desayuno y de la comida; la segunda dosis debe ser menor que la primera.

En caso de que se presente un dolor de cabeza tensional, causado por estrés físico o mental, o migraña, existen otros ingredientes que solucionarán el problema.

Aplica agua fría y caliente sobre la cabeza, esto ayuda a la relajación de los músculos contraídos. A la vez, se debe dar un masaje en la zona de nuca y hombros, o presionar el punto más elevado de cada ceja.

Si los síntomas están relacionados con la migraña, es conveniente aplicar agua fría en forma de compresa o hielo en la cabeza y sumergir a la vez pies y manos en agua caliente. Esto provoca el paso de la sangre en exceso hacia las extremidades.

Otro remedio para controlar la migraña es un turbante de vinagre de sidra.

El aceite de lavanda ayuda también a combatir el dolor de cabeza. Aplicando dos gotas en la punta de los dedos, se masajea la zona de las sienes en movimientos circulares, los oídos, los párpados y y la nuca.