Seleccionar página

Ayer, el Senado aprobó la reforma financiera y se crearon los modelos de “radicación de personas” y “retención de bienes” con el fin de recuperar préstamos.

R.Financiera

El Senado de la República el día de ayer aprobó en lo particular y sin cambios la reforma financiera y la remitió al poder Ejecutivo Federal para que reciba efectos constitucionales.

Con la aprobación de la reforma financiera, se creará un catálogo de medidas judiciales con el fin de evitar el incumplimiento o evasión de pago del crédito recibido por parte de la banca.

También se crearon los modelos jurídicos: “radicación de personas” y “retención de bienes”, con el objetivo de que las instituciones bancarias y financieras recuperen préstamos y evitar que los deudores se escondan.

Por otro lado, se estableció que se limitará en la medida de lo posible las prácticas abusivas hacia el cliente, donde se establecerán reglas claras para evitar cláusulas que no se entiendan o el pago enorme de intereses, se prohibirán las ventas atadas y se fortalecerá a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En cuanto al Código de Comercio, la reforma busca crear condiciones para el acceso a créditos, mediante mayor certeza jurídica.

Humberto Mayans, senador priista, consideró que esta reforma le dará a México el potencial de desarrollo que requiere, ya que fomenta el flujo de créditos como motor de la actividad económica.

Pilar Ortega, senadora del PAN, dijo que esta reforma contribuye a la consolidación del sistema financiero, con el objetivo de que el usuario de servicios financieros tenga mayor y mejor acceso a través de créditos más baratos, mejores productos y tasas de interés.