Seleccionar página

El Barcelona cayó en Ámsterdam ante el Ajax que mostró gran superioridad al quedar dos goles a uno en la Champions League, arrebatándole el invicto de esta temporada tras 21 partidos sin caer ante ninguno de sus rivales.

1462849_600770159970336_1164194368_n

A pesar de haber firmado el peor partido de la temporada, en el que se vio superado desde el primer instante por su rival, el conjunto catalán continúa líder del grupo y sólo depende del último encuentro en el Camp Nou contra el Celtic para acabar en esta posición al final de la fase de Grupos.

Ajax se llevó un triunfo vital que sostiene sus opciones de clasificarse para octavos de final y tendrá que enfrentarse en la última jornada contra el Milán, donde deberá ganar para consumar su pase a la siguiente ronda.

El Barcelona fue desarmado desde el primer minuto por un Ajax que se adueñó de la pelota, la presión y la atmósfera del partido, donde el equipo del “Tata” Martino anduvo perdido sin rumbo alguno.

Ante la insistencia holandesa, el primer gol cayó antes de cumplirse los primeros 20 minutos del partido cuando en un centro en el que los centrales del Barça no fijaron bien las marcas, el sudafricano Thulani Serero aprovechó, llegando de atrás libre para marcar el primer tanto.

La estocada definitiva llegó tres minutos antes de terminar la primera parte, cuando un desconcierto en cadena de Puyol y Piqué dejó el balón al alemán, Danny Hoesen, para decretar el segundo gol.

Al Barcelona se le arregló el partido en el arranque de la segunda parte cuando se benefició de un penal a Neymar, que significó la expulsión de Veltman. Xavi Hernández marcó desde los once metros.