Seleccionar página

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, pidió a los padres de familia y a la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) devolver de forma pacífica 100 escuelas que tienen en su poder. 

G Cué Oaxaca

Gabino Cué, gobernador de Oaxaca, solicitó a los padres de familia devolver de forma pacífica al CNTE, 100 escuelas que tienen en su poder y advirtió que no validará a ninguna plantilla de profesores que no tenga plaza certificada tanto por el Instituto Estatal de Educación Pública como por la SEP.

Indicó que los docentes que no estén certificados por estas dos instituciones no recibirán salario alguno.

Señaló que la recuperación y devolución de escuelas es un asunto que se está negociando de manera permanente y cotidiana, a través de una comisión tripartita integrada por los profesores de la sección 22 de la CNTE y las autoridades de la Secretaría General de Gobierno y del Instituto Estatal de Educación.

De las 400 escuelas que estuvieron en manos de los padres de familia cuando los profesores decidieron manifestarse por la reforma educativa sólo quedan 100 retenidas, de las cuales 26 son consideradas de alta prioridad debido a que son altamente conflictivas.

Por su parte, el SNTE envió una carta al presidente Enrique Peña Nieto solicitando su intervención en los problemas de educación que se viven en Oaxaca y el establecimiento de una oficina que se dedique a atender los asuntos de las reforma educativa de manera directa.