Seleccionar página

Naciones Unidas ha establecido el miércoles 22 enero del año próximo para que las negociaciones entre el gobierno sirio y la oposición comiencen, en un intento por llevar a cabo la primera reunión de esta índole desde el inicio de la guerra, hace 32 meses.  

Mideast Syria

El Secretario General de la ONU, Ban Ki- Moon, indicó el lunes que la conferencia de paz para Siria, también conocida como Ginebra-2, se llevará a cabo en esa ciudad suiza el 22 de enero de 2014, en donde se buscará poner fin a la guerra civil que asola a ese país y llegar a un acuerdo para construir un gobierno de transición con todos los poderes.

Sin embargo Laui Safi, portavoz de la Coalición Nacional Siria, indicó poco después del anuncio, que el grupo solo iría a la reunión si el régimen sirio cumple con las siguientes condiciones: soltar a los prisioneros, asistencia a las ciudades ocupadas y que el presidente actual, Bahsar al-Assad, no juegue ningún papel en el propuesto gobierno de transición.

La Coalición Nacional Siria también indicó que necesitará el apoyo de todas las brigadas de rebeldes, incluyendo los grupos afiliados a Al Qaeda, antes de que comiencen las negociaciones.

Por su parte, el régimen de Damasco ha reiterado mediante dos cartas enviadas a la ONU, su compromiso de contribuir a que la conferencia de paz de Ginebra sea un éxito, aunque ha matizado que se tiene que respetar “lo que elija el pueblo sirio”.

El editor de Al Jazeera, James Bays, señaló que el fijar una fecha para las negociaciones no quiere decir forzosamente que éstas se lleven a cabo.

La última reunión preparatoria de la conferencia de paz tendrá lugar el próximo 20 de diciembre, según ha anunciado el mediador internacional, Lajdar Brahimi, quien ha solicitado al Gobierno sirio y a la oposición que comuniquen la lista de miembros de las delegaciones que enviarán a Ginebra-2, si es posible antes de fin de año.

A pesar de que Naciones Unidas indicó que la reunión será de corte internacional, no se ha especificado si Irán estará invitado. Brahimi indicó que la lista completa de quienes asistirán aún no se ha finalizado.

La presencia de Irán, principal aliado del régimen sirio de Al-Assad, se ha erigido en uno de los principales obstáculos para la realización de la conferencia. Estados Unidos, Rusia y la ONU tomarán la decisión definitiva sobre la participación o no de Irán, en la próxima reunión preparatoria tripartita, según fuentes cercanas a las negociaciones citadas por la agencia de noticias EFE.