Seleccionar página

Los Patriotas remontaron 24 puntos en dos cuartos, limitaron el accionar de Peyton Manning, aprovecharon un error del equipo especial rival y con ello, Nueva Inglaterra consiguió su octava victoria de la temporada al vencer en tiempos extras a los Broncos de Denver 34-31 con un gol de campo de Stephen Gostkowski de 31 yardas.

1459688_10152083491571318_904347719_n

Brady, quien consiguió su novena victoria en tiempo extra, en la segunda mitad del encuentro vio una luz con la lesión del esquinero de Denver, Dominique Rodgers-Cromartie. El quarterback de Nueva Inglaterra comandó una serie de 80 yardas que culminó con un pase de anotación a las manos de Julian Edelman, para poner el primer ladrillo en la edificación del mayor regreso de Brady y compañía.

La mayor desventaja que los Patriotas habían levantado en su historia fue de 23 puntos cuando vencieron en 1984 a los Halcones Marinos de Seattle.

Las alarmas dentro de los Broncos de Denver se encendieron cuando Montee Ball soltó un balón que la ofensiva de los Patriotas convirtió en touchdown con un acarreo de una yarda de Brandon Bolden.

Después de detener a Peyton Manning y la ofensiva de Denver, Brady encontró en las diagonales a Rob Gronkowski para colocarse a tres puntos de empatar.

Manning fue interceptado en su siguiente drive y Tom Brady lanzó su tercer pase de anotación en conexión con Edelman.

Un gol de campo de 31 yardas de Stephen Gostkowski abrió la diferencia para el equipo dirigido por Bill Belichick.

En el último cuarto del partido, los Broncos de Denver lograron despertar de su letargo con un envío de touchdown de Manning con Demaryius Thomas que sirvió para enviar el juego a tiempo extra.

En el tiempo extra, Patriotas despejó el ovoide y un jugador de Broncos lo tocó, lo cual permitió que Nueva Inglaterra recuperara en territorio de Denver para que Stephen Gostkowski conectara la patada de la diferencia.