Seleccionar página

El papa Francisco externó su preocupación por las condiciones en que viven los cristianos en Medio Oriente, donde predominan los islamistas.

PapaFrancisco

Ayer, el Papa Francisco pidió que se respete el derecho de todos a gozar de una vida digna y a la libertad religiosa, en especial se refirió a la amenaza latente para los no musulmanes que viven en los países árabes y pidió la no resignación a “un Medio Oriente sin cristianos”.

El Papa expresó su preocupación por las condiciones en las que viven los cristianos en esa región en particular, quienes dijo, ya están emigrando debido a las consecuencias que viven por las tensiones internas y los conflictos.

Durante un encuentro con los patriarcas, arzobispos y otros religiosos de la Congregación para las Iglesias Orientales, el  Papa Francisco recalcó su preocupación por las condiciones de los cristianos, principalmente en países como Siria, Irak o Egipto.

Bergoglio pidió a la comunidad cristiana de la región no dejar de rezar por esta gente, quienes deben de sentirse insertados como ciudadanos de pleno derecho en la vida social, cultural y religiosa de las naciones a las que pertenecen.

También, el Papa aduló a las cooperativas que en tiempo de crisis han reducido su margen de beneficio para mantener los puestos de trabajo y criticó a los mercados, ya que no conocen la palabra “solidaridad”.