Seleccionar página

Luchando por salvar su vida al padecer de leucemia, Milles Scott salvó a la ciudad de San Francisco como Batkid, gracias a la fundación Make a Wish.

528bd02aef0f7_620x0

Milles Scott, con apenas cinco años, luchó contra los malos para salvar la ciudad de San Francisco. El pequeño lleva tiempo combatiendo la terrible enfermedad del cáncer, pues desde su primer año de vida le detectaron leucemia.

Make a Wish es una organización que se dedica a cumplirle deseos a niños que sufren de alguna enfermedad amenazante. En el caso de Milles Scott, su deseo era ser Batman por un día y salvar a su ciudad del peligro.

La organización convocó a los habitantes de la ciudad de San Francisco para que ayudaran a que se convirtiera en la Ciudad Gótica, de esa manera el pequeño pudo salvarlos de los horribles villanos y cumplir su gran sueño.

La historia ocurrió el pasado 15 de diciembre, día en que Miles se convirtió en “Batkid”. A la causa se sumaron 12 mil personas. La organización se encargó de crear los escenarios con la ayuda de el jefe de policía de San Francisco, Greg Suhr.

El jefe de la policía llamó personalmente a Miles aquel día, pidiéndole ayuda para luchar contra el “Pingüino” y el “Acertijo”. Inmediatamente, Scott fue recogido por “Batman” a bordo de su inigualable “batimovil”, por lo que la”batiseñal” pudo ser vista en varios edificios de la zona.

batkid1

En su primera misión, rescataron a una mujer que corría peligro después de haber sido amarrada a las vías del tren junto con una bomba. Más adelante, capturó al “Acertijo” cuando trataba de robar un banco. Miles de ciudadanos apoyaron a “Batkid” con pancartas mientras combatía contra los villanos.

BatKid2_large_verge_medium_landscape

Debido a la gran hazaña, el periódico “San Francisco Chronicle” lanzó una edición especial en donde convirtieron al diario en el “Gotham City Chronicle” y en primera plana salió una nota llamada ““Batkid” salva a la ciudad”.

528bd02b2e728_620x0

Scott recibió felicitaciones de grandes personalidades, como las autoridades de la ciudad, Ben Affleck, Christian Bale y el mismo presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Al terminar su aventura en muestra de su agradecimiento, el alcalde de San Francisco le otorgó las llaves de la ciudad como símbolo de su valentía.

528bd02b24ed2_620x0