Seleccionar página

Si crees que por vivir en el agua los peces no tienen sed, te equivocas. Al igual que todos los seres vivos, estos animales deben tomar agua para vivir.

peces

El cuerpo de los peces se compone en su mayor parte por agua, el resto son sustancias orgánicas como proteínas, azúcares y grasas, al igual que sales que se encuentran en estado iónico disueltas en líquidos corporales. Muchos animales del mar tienen una baja concentración de sales en el cuerpo y por ello necesitan una concentración alta en su entorno para poder sobrevivir.

Sin embargo, los peces del mar se encuentran en un problema; el proceso osmótico. Este proceso se da si dos volúmenes de agua con distintas concentraciones salinas se ponen en contacto, separadas únicamente por una membrana permeable; el agua del volumen de agua que tiene menos sal comienza a fluir a donde se encuentra el agua con más sal. De esta forma, los peces pierden agua a través de sus branquias debido a que el agua de mar es más salada que los líquidos que se encuentran en su interior.

El pez entonces necesita tomar agua; aunque la única que puede tomar es la de mar, su cuerpo tiene dos formas de eliminar el exceso de sal: la orina y el epitelio branquial.

Como su cuerpo está acostumbrado a eliminar estas cantidades de sal, si cambiamos radicalmente el medio en el que viven a uno menos salado, lo más probable es que no puedan sobrevivir por mucho tiempo.