Seleccionar página

China y la Unión Europea anunciaron este jueves el inicio de las negociaciones para establecer un acuerdo bilateral de inversiones. 

Li Keqiang

En el marco de la decimosexta cumbre que se celebró en Pekín, China y la Unión Europea (UE) anunciaron el jueves el inicio formal de sus conversaciones sobre un posible acuerdo de inversiones que ampliaría la apertura del mercado de cada uno de ellos a los productos del otro.

En la cumbre, que se celebra cada año en Europa o China, también se abordaron temas de derechos humanos en la República Popular, y las autoridades chinas y europeas suscribieron una declaración sobre temas energéticos, dos sobre agricultura y una acerca de la propiedad intelectual.

Li Keqiang, primer ministro chino, expresó su emoción de que este primer acuerdo abra la puerta a un posible Tratado de Libre Comercio entre su país y el bloque europeo a futuro, ya que es su principal socio comercial.

De igual forma, la República Popular China es el segundo socio comercial de la Unión Europea. Este acuerdo comercial plantea reducir las barreras de accesos a los mercados y de igual manera reforzar las garantías empresariales.

Este anuncio se produce tras una serie de tensiones comerciales entre la UE y China, con varios litigios que van desde los paneles solares a las telecomunicaciones, pasando por los tubos sin soldadura, la vajilla de cerámica o el vino.