Seleccionar página

Legisladores han reconocido que el pasado 17 de octubre recibieron en el Senado de la República a una comisión de manifestantes, entre los que presuntamente estaban personas vinculadas al grupo criminal Los Caballeros Templarios, por lo que exigirán una investigación para saber quién y en qué condiciones los dejó pasar al recinto legislativo.

caballeros templarios

El Presidente de la Mesa Directiva de la sede legislativa, Raúl Cervantes Andrade, anunció que se investiga el caso, para que de ser conducente, la legisladora Luisa María Calderón presente la denuncia ante las autoridades federales.

Según Jorge Luis Preciado, presidente de la Junta de Coordinación Política, Emilio Gamboa, líder de los legisladores priistas, y Luisa María Calderón, diez personas que se identificaron como “jornaleros de Michoacán” provenientes de Apatzingán solicitaron una audiencia con senadores para tocar el tema de la inseguridad en su estado.

Desde el momento en que se identificó que entre ellos habían integrantes de los Caballeros Templarios, la reunión quedó suspendida y se ordenó reportar los hechos a la Secretaría de Gobernación.

Los senadores Preciado, Gamboa y Calderón recibieron a dichas personas por instrucción de la Mesa Directiva, debido a que es obligación recibir a quien solicita audiencia, pues se trata de un organismo público que representa a los ciudadanos, por lo que no puede cerrarse a ningún grupo ya que se convertiría en discriminación.

La lista de quienes acudieron al Senado no ha sido revelada debido a que no se quiere afectar al debido proceso, en caso de que estos si resulten ser templarios. Sin embargo, una lista extraoficial con nombres de presuntos templarios ha sido publicada.

Por su parte, el Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, hizo hincapié en que México podría caer en la situación que protagonizó Colombia, cuando el narco cooptó a legisladores que representaban sus intereses en el Congreso.