Seleccionar página

El secretario de Finanzas del Distrito Federal, Edgar Amador Zamora, suscribió un contrato de prestación de servicios con el Buró de Crédito, por el que se inicia la incorporación de contribuyentes deudores que tengan a su cargo créditos fiscales firmes y exigibles, a la base de datos del Buró.

buro-de-credito-1492

El funcionario destacó que proporcionar información al Buró de Crédito favorecerá la recuperación de cartera vencida, pues previo a la obtención de un crédito bancario o comercial los contribuyentes necesitarán cubrir sus adeudos fiscales.

Aclaró que el servicio no generará costo alguno para el Gobierno de la Ciudad de México, incluye una cláusula de confidencialidad de los datos del contribuyente y la información solo podrá ser utilizada para los fines precisados en el contrato.

Comentó que una de las tareas sustantivas de la Secretaría de Finanzas es propiciar que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales. Al respecto, añadió que a nivel federal, en los últimos años, uno de los instrumentos que el Estado mexicano ha utilizado para realizar este tipo de acciones es el Buró de Crédito.

Resaltó que la Suprema Corte de Justicia declaró como constitucional la utilización de este instrumento, toda vez que respeta los principios de legalidad, seguridad y certeza jurídica.

En su oportunidad, Mauricio Gamboa Rullán, director general del Buró de Crédito, subrayó que este acuerdo representa un beneficio directo para los pagadores cumplidos porque les ayudará a mantener un historial de crédito sano y atractivo que les abrirá las puertas a nuevos financiamientos.

Por su parte, el tesorero Emilio Barriga Delgado destacó que con la suscripción de este contrato se dará inicio a la entrega al buró de información relativa a créditos fiscales pendientes de pago, remitiendo en una primera etapa 196 créditos firmes y exigibles que ascienden a un monto histórico total de 832.5 millones de pesos.

Los funcionarios agradecieron a los capitalinos que cumplen en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales, y exhortaron a los contribuyentes omisos a regularizarse para evitar que al estar dados de alta en el Buró de Crédito se les niegue la obtención de un crédito bancario o comercial.