Seleccionar página

En la cumbre del clima de Varsovia se dieron a conocer varios proyectos encabezados por mujeres que combaten la situación de desigualdad, pobreza y cambio climático.

52355-media

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las mujeres representan el 70% de la población pobre en el mundo, quienes en la mayoría de los casos son las más vulnerables al cambio climático.

En la cumbre del clima de Varsovia, un grupo de mujeres de Ghana, presentó la iniciativa de bicicletas de bambú, con la que pretenden hacer frente al cambio climático, la marginación, la pobreza y el desempleo juvenil en el país africano.

Esta actividad ha supuesto la creación de puestos de trabajo en varias comunidades rurales de Ghana. Han conseguido que se transfiera dicha tecnología y sus responsables dialogan en la actualidad con inversores y entidades financieras potenciales para ampliar el proyecto.

Otras de las iniciativas observadas durante la cumbre fueron el proyecto BOMA, de Kenia y mujeres agricultoras en Itzapa, Guatemala. El primero de ellos, enfocado a ayudar a mujeres en situación vulnerable a desarrollar pequeñas empresas en sus pueblos.

En el caso de las agricultoras guatemaltecas, su iniciativa promueve la plantación de árboles para capturar CO2 y desarrollar técnicas agrícolas; por otro lado, construyen estufas de ladrillo eficientes que reducen el impacto negativo en la salud por la inhalación de humo, así como la necesidad de talar árboles para combustible.

“Nosotros les proporcionamos los recursos, pero ellas se convierten en líderes de la iniciativa desde el primer momento. Estos proyectos demuestran lo que las mujeres pueden hacer en comunidad cuando tienen oportunidades”; explica la responsable del proyecto BOMA.