Seleccionar página

Las fibras son, en esencia, un nuevo tipo de empresas que colocan en el mercado de valores un nuevo instrumento de inversión con el que los ahorradores participan de forma directa en la industria de los bienes inmuebles.

logo urban finance
En términos concretos, un inversionista al tener dentro de su portafolio una fibra es como si fuera propietario de bienes inmuebles de distintos tipos –edificios de oficina, centros comerciales, naves industriales, hoteles, etc.–, donde por esa propiedad recibe pagos de rentas.

La gran ventaja, por tanto, de invertir en los instrumentos que colocan las fibras es que el inversionista por primera vez puede participar en el sector inmobiliario sin tener que dedicarse a la administración de esos bienes.

Las tareas de administración de las propiedades las realiza un administrador profesional, que contrata la fibra y a quien le paga una comisión por hacerse cargo de un manejo profesional de esos bienes inmuebles propiedad de la empresa.

La empresa administradora tiene, por lo general, bajo su responsabilidad el mantener en buen estado los inmuebles, además de rentarlos, cobrar la renta y toda otra actividad vinculada al manejo de bienes inmuebles.

Las fibras han permitido así que por primera vez en el país los inversionistas puedan añadir bienes inmuebles a sus portafolios de inversión para diversificar sus fuentes de inversión y así reducir sus riesgos.

La próxima semana en UrbanFinance hablaremos de los diversos tipos de Fibras que existen. ¡Tienes una cita con nosotros!

logo sura posts grande

 

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx