Seleccionar página

Según los registros que se tienen, el Backgammon es el juego de mesa más antiguo. 

backgammon

Se cree que el origen de este popular juego de mesa se remonta al antiguo Egipto, Sumeria o Mesopotamia, cuando éstos se encontraban bajo dominio del Imperio Persa, lo que actualmente abarca Irak, Irán y Siria.

Según los registros de la página Gammon Village, el arqueólogo Leonard Woolley descubrió en tumbas de los sumerios, inscripciones donde se hacía mención a un tablero de juegos, el cual se cree es la versión más antigua del backgammon.

En los tiempos del Rey Alfonso X de Castilla este juego, que muchos tenemos en casa el día de hoy, era conocido como el “juego de tablas”.

El nombre “Backgammon” como lo conocemos hoy, comenzó a usarse en el siglo XVII; proviene de las palabras “back” -volver- y “gamen” -juego-, lo cual indicaba que las fichas podían volver atrás en el tablero.

En el Backgammon actual se enfrentan dos jugadores en un tablero cuyas casillas son unos triángulos alargados repartidos en cuatro cuadrantes (6 triángulos por cuadrante). El tablero está dividido longitudinalmente por una zona denominada barra. Cada jugador dispone de 15 piezas de color diferente a las de su adversario.

Se trata de un juego de carreras cuyo objetivo inmediato es sacar todas las fichas del tablero antes que el adversario. Para ello, sus fichas deben realizar un recorrido sobre las casillas del tablero, las de uno en sentido de las agujas del reloj y las del otro en sentido contrario, de modo que los recorridos de uno y otro se cruzan. El juego finaliza cuando uno de los jugadores consigue sacar del tablero todas sus piezas.