Seleccionar página

Se dice que las mujeres utilizan alrededor de 20,000 palabras al día y los hombres apenas llegan a pronunciar 7,000 palabras diarias.

mujeresHablando

Según algunos libros avalados por expertos, esta es una declaración que remarca el estereotipo de que las mujeres se la pasan contando chismes, mientras que los hombres son concisos y precisos y que hacen lo que tienen que hacer sin hablar.

Durante años se han realizado diversos estudios para determinar qué sexo es el que habla más y ahora se demuestra que sumando los resultados de 73 estudios diferentes, un grupo de investigadores de Estados Unidos, encontraron que efectivamente, las niñas hablan más que los niños, pero la diferencia entre ambos sexos es casi nula. De hecho, la diferencia sólo se percibió cuando los infantes interactuaban con sus padres, no con sus amigos.

Bueno, estos resultados se referían a menores. Cuando Campbell Leaper, psicólogo de la Universidad de California que realizó el anterior estudio lo llevó a cabo en adultos, encontró que los hombres eran los que emitían la mayor cantidad de palabras. Pero al igual que en el anterior, la diferencia era mínima.

Otra investigación publicada en la revista Science en 2007, encontró que en las 17 horas de vigilia del día, las mujeres que participaron en el estudio en Estados Unidos y México pronunciaron un promedio de 16.215 palabras y los hombres, 15.669. Una vez más, una diferencia insignificante.

A pesar de estos estudios, parece que estamos aferrados a la idea de que las mujeres hablan más, pero la realidad es que los hombres y mujeres emiten casi el mismo número de palabras. 

El mito proviene de una afirmación aparecida en el libro “El cerebro femenino”, escrito en 2006 por Louann Brizendine, neuropsiquiatra de la Universidad de California en San Francisco, misma que ha sido replicada por aquí y por allá hasta llegar a considerarse como verdadera.

Cuando se le cuestionó a Brizendine de donde obtuvo las cifras, se refirió vagamente a un libro de autoayuda, sin embargo no se ha encontrado bibliografía científica confiable al respecto, buy discount cialis online por lo que queda ahí, como un mito que desafortunadamente se sigue repitiendo como una verdad.