Seleccionar página

Ataques en contra de chiítas, incluida una bomba suicida que acabó con una procesión religiosa, dejaron al menos 54 muertos y 114 heridos, no obstante la gran seguridad desplegada por la celebración de la festividad del Ahshura en Irak. 

irak

Un suicida detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado cuando se encontraba en medio de un grupo de fieles chiítas en la aldea de Zerkush, en Diyala, al noreste de Bagdad.

Este atentado fue el tercero que se produjo ayer jueves contra viagra without rx la comunidad chiíta en Irak, donde se celebra el día de la Ashura, festividad en la que se recuerda el aniversario del martirio del imán Husein, nieto de Mahoma, en la localidad iraquí de Kerbala, en el año 680 D.C.

En esa localidad, a 118 kilómetros de Bagdad, hubo otros nueve muertos y 30 heridos al detonar un coche bomba. A su vez, en Falluya, 60 kilómetros al oeste de la capital, un atacante suicida mató a tres soldados al volarse en medio de un grupo de militares. Un civil y un policía perecieron además en la ciudad de Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad, por un coche bomba.

Las festividades religiosas son blanco de muchos ataques en Irak. La violencia en contra de los chiítas en Irak ha ido en aumento desde el 2008 llegando a su pique este año.