Seleccionar página

La reforma del sistema de inmigración se quedó sin tiempo, por lo que 2013 no será el año donde se vea el avance de una ley histórica que esperan millones de indocumentados.

I tried so many brand of this product over 10yrs. This product is the best. Ordering levitra? We are aimed at supplying customers all over the world with medications of high quality at lowest prices thus helping to save their money and time.

ObamaWH

Quedan sólo trece días de actividad política en el Capitolio, plazo imposible para lograr un acuerdo entre demócratas y republicanos, si en los pasados seis meses no lo han alcanzado.

El líder de la Cámara de Representantes no quiso negociar más acerca de la legislación que respaldó el Senado en junio, con la que se regularizaría a 11 millones de indocumentados, permitiría aumentar la seguridad en la frontera y la creación de un sistema de verificación de nuevos trabajadores.

El apoyo de senadores, tanto republicanos como demócratas, a esta legislación –algo muy pocas veces visto–, despareció ayer al llegar a la Cámara, ya que ahí la mayoría republicana busca reformar el sistema a través de varias leyes independientes.

La falta de tiempo y el próximo año electoral hacen pensar que el futuro de la reforma se verá paralizado, ya que en este año solo cuentan con trece días, por lo que se plantea como algo prácticamente imposible de lograr.

Mientras tanto, el vicepresidente Joe Biden, pidió a los legisladores que no abandonen su trabajo, para que la reforma no muera como la ley de control de armas.