Seleccionar página

De acuerdo con revelaciones de Wikileaks, Washington gestiona en el más absoluto secreto el Tratado de Asociación Transpacífica (TPP).

I have my whole family taking these now. My daughter experiences less stomach aches and everyone has less gas. Purchase viagra. Many rogue pharmacies are happy to bypass a doctor’s prescription in order to win your business.

wikileaks-TPPdn

La información entregada por Wikileaks a varios países y organizaciones, entre ellos el diario mexicano La Jornada, señala que México negocia con Estados Unidos un acuerdo de alcance internacional que limita el acceso a Internet en el Océano Pacífico y obliga a la aplicación de sanciones contra aquellos proveedores de servicios que no realicen tareas de fiscalización.

El proyecto cuenta con figuras jurídicas que sancionarán a aquellos miembros que no cumplan con las anteriores normas, aún cuando las penas impuestas sean incompatibles con las leyes locales; así mismo, no ha contado con la transparencia oportuna del Gobierno, pues no ha ido acompañado de un debate público sobre su alcance.

El borrador de la nueva ley pertenece al Tratado de Libre Comercio (TLC) conocido como Acuerdo Estratégico Transpacífico, el cual busca flexibilizar las economías de la región Asia-Pacífico, formada por países como Chile, Austria, Singapur, Japón o Nueva Zelanda.

Estados Unidos ha defendido el proyecto como una medida para luchar contra la piratería; las regulaciones recogidas en el tratado afectan no solo a Internet, también regularían el comercio de fármacos, el copyright, la legislación sobre patentes y a la industria sanitaria.

Por su parte, los detractores dicen que afectará al acceso libre a la cultura y a la educación en la red, y que muchos de los puntos vienen motivados por las presiones ejercidas por la industria musical y cinematográfica estadounidense.

“Si entra en vigor, el régimen del TPP pisotea los derechos individuales y la libertad de expresión […] Si lees, escribes, publicas, piensas, escuchas, bailas, cantas o inventas; si eres granjero o consumes comida; si no estás enfermo pero puedes estarlo un día, el TPP te tiene en su punto de mira”, dijo el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en un comunicado.

En tanto, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) y la Asociación Mexicana de Derecho a la Información indicaron que México no debería adherirse al TPP, ya que con este acuerdo se violaría el derecho a la información y a la privacidad de los usuarios.

Declararon que el Estado no puede trasladar a los proveedores de servicios de Internet su obligación de perseguir y castigar a quienes cometan cualquier tipo de delito en la red, pues esto es algo que sólo le concierne al gobierno federal.

Dichas asociaciones están solicitando que se hagan públicas las negociaciones que se llevan a cabo para lograr este acuerdo, a fin de que todos los ciudadanos estén enterados y puedan participar en la toma de decisiones sobre lo que le conviene más a México, sin que se violen derechos de autores y usuarios.

La AMIPCI declaró estar en contra de cualquier tipo de violación que se cometa en la red, pero mencionó que el hecho de establecer barreras al uso de Internet sería contraproducente en nuestro país, donde sólo el 35% de la población tiene acceso a este servicio, siendo que el acuerdo se está negociando con países que tienen niveles mucho más altos de penetración.

El TPP está siendo negociado en el más alto secreto por EE.UU., Japón, México, Canadá, Australia, Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda y Brunei, países que representan el 40% del Producto Interno Bruto Mundial, lo que lo convertiría en el mayor acuerdo comercial jamás firmado.

Las negociaciones están muy avanzadas y la administración de Obama espera tener cerrado el TPP antes de finales de este año. Del 19 al 24 de noviembre próximos, estos países se reunirán de nuevo en una ronda decisiva en Utah.