Seleccionar página

Tras un primer momento de miedo y debate interior, Bosco traza un plan para adaptarse a la situación y mantener su salud mental y física: escribir, hacer ejercicio y ante todo, apoyarse en la oración.

bosco-1

Un miércoles cualquiera y rutinario, Bosco acude a misa en la mañana antes de irse a trabajar, es arquitecto. Después de la misa intenta subir al coche, pero unas manos lo atacan por detrás, golpeándolo y arrastrándolo hacia un coche.

Como era de esperarse, Bosco no supo lo que estaba sucediendo, hasta que las voces tranquilizadoras lo amenazaban con la muerte. Era momento de rezar y de encomendarse a Dios con buy cialis mexico todas sus fuerzas, podía morir en cualquier momento.

Al llegar al lugar fue encerrado en un cuarto minúsculo, en donde la bombilla encendida simbolizaba el día y cuando se apagaba, llegaba la noche. Lo despojaron de sus prendas, lo golpearon y lo dejaron en el suelo.

Un cassette era su reloj, cuando finalizaba quería decir que había transcurrido media hora. Poco tiempo después de ser capturado comenzó a perder las esperanzas, entrando en un cuadro de depresión que casi lo mata.

El 15 de septiembre conmemorando las fiestas, los secuestradores le ofrecen una bebida especial; pide un whisky. Fue la primera vez que escuchó la voz de su conciencia. “Tíralo, ofrécelo”, negado a hacerlo, olía la bebida y la contenía con ambas manos. Después de pensarlo bien, la arrojó por el escusado.

Desde entonces se dio cuenta de la fortaleza que lo dominaba. Una rutina de ejercicios, mucho tiempo de oración, papel y pluma, fue lo que hizo que Bosco tomara una fuerza interna brutal. Durante los 257 días de su secuestro, Bosco fue tomando fuerzas físicas y emocionales, logrando superar las mentes de sus cuatro guardianes.

Sin duda, una historia llena de suspenso con un mensaje claro de la importancia de la familia, de apreciar la vida y por encima de todo, la fe.

El libro se titula “257 días Bosco: La historia real de un hombre que no se dejó vencer por el miedo”, de José Pedro Manglano.

El autor relata una historia real de gran calado humano en la que alterna la narración del día a día del secuestro, con apuntes y comentarios personales del protagonista; también se describe la situación de su familia en esas circunstancias y algún detalle del proceso negociador. El libro está muy bien escrito, con un estilo ágil e intenso que en todo momento mantiene la intriga y la tensión narrativa, logrando enganchar al lector.

José Pedro Manglano es autor de más de veinte libros, algunos de los cuales han vendido más de quince ediciones y se han traducido al inglés, al italiano y al polaco.