Seleccionar página

Las hijas del fallecido Hugo Chávez siguen instaladas en La Casona, la residencia oficial, lo que ha provocado molestia en Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela, y su esposa, Cilia Flores.

levitra tablet

La Casona

La Casona es la residencia oficial que por Ley le corresponde ocupar al presidente venezolano, Nicolás Maduro y su familia. Sin embargo, desde antes de que muriera Hugo Chávez, sus hijas, Rosa Virginia y María Gabriela, vivían ahí con sus respectivas familias, a pesar de que la ley indicara que no les correspondía al ser las dos mayores de edad, y hasta el momento aún no han desocupado la residencia, lo que ya ha ocasionado disgustos en la Primera Dama, Cilia Flores.

Según medios venezolanos, Nicolás Maduro no ha podido ocupar todavía dicha residencia desde su toma de posesión el pasado 19 de abril. Se sabe que el actual presidente venezolano duerme algunas noches en el Cuartel de la Montaña y algunas más en otra residencia oficial: La Viñeta.

Ante la molesta situación, Maduro ha ordenado ya que las hijas de Chávez se trasladen a una de las casas de la urbanización Fuerte Tiuna donde viven altos cargos chavistas (miembros del gabinete, ministros, diputados, oficiales de las Fuerza Armadas bolivarianas) y donde también se ubica el Ministerio de Defensa.

A pesar de esto, aún no se percibe movimiento de mudanza y se presume que se realizará poco a poco para mayor molestia de Cilia Flores.

Lo cierto es que ya no existe una buena relación entre las hijas del fallecido presidente y Nicolás Maduro, lo cual quedó de manifiesto en un homenaje a Chávez, durante el cual no fueron vistas en los actos que se le dedicaron en el Cuartel de la Montaña en Caracas.