Seleccionar página

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, estimó hoy en dos mil 500 el número de muertos que habría dejado el tifón “Haiyan” a su paso por el país, cuyo desastre ha sido calificado por la Organización Mundial de Salud (OMS) en categoría tres, el nivel más elevado.

levitra sales online

FILIPINAS-TIFON

El mandatario filipino declaró a la prensa internacional que la cifra de 10 mil muertos proporcionada por fuentes de la policía local es “demasiado alta” y afirmó que el número de víctimas estaría entre dos mil y dos mil 500.

El gobierno aceleró las labores de socorro, sin embargo, los esfuerzos no han alcanzado a cubrir las necesidades de alimentos, agua y abrigo, ya que la distribución de ayuda, incluida la internacional, ha sido complicada debido a la destrucción de las vías de transporte.

En tanto, la OMS ya ha enviado a Filipinas hospitales de campo, médicos, medicinas y material sanitario para coordinar todos los aspectos relacionados con la salud en esta emergencia y garantizar los suministros para que la situación sanitaria no se agrave, debido a la acumulación de cadáveres que permanecen en las calles en estado avanzado de descomposición, haciendo emerger temores de epidemias, además de dar respuesta a heridos y traumatizados.

Por otro lado, las condiciones de seguridad también se agravan con el paso de los días, ya que se están reportando saqueos en casas y centros comerciales, debido a la falta de suministros básicos. Según los reportes, la desesperación de la población es tal que ya se reportaron ataques a convoyes con ayuda.

“Haiyan”, nombrado “Yolanda” por las autoridades filipinas, golpeó las provincias costeras de Leyte y Samar el pasado viernes, siendo uno de los más poderosos tifones que hayan tocado tierra en Filipinas, por lo que miles de personas fueron evacuadas antes de que el tifón arribara al país, pero muchos centros de refugiados no soportaron los fuertes vientos, las torrenciales lluvias y las enormes olas de hasta 15 metros de altura.