Seleccionar página

Científicos han descubierto un ave con dos colas, producto de la evolución de la especie que vivió hace aproximadamente 125 millones de años.

306_WELG_fotonoticia_20131111183537_500

En China, un equipo internacional de científicos encontró restos fósiles de un ave primitiva, aproximadamente de unos 125 millones de años. Lo peculiar de este descubrimiento es que al analizar los restos, se encontró que el ave tenía dos colas. La especie lleva el nombre de  “Jeholornis” y con el hallazgo, se concluye que el proceso evolutivo es más complejo de lo que se creía.

Según los autores del estudio, el ave, del Cretácico Inferior, es la segunda especie más antigua que se conoce, sólo después del Archeopteryx de 145 millones de años. Este fósil fue encontrado en Alemania y se caracteriza por ser señalado en las obras de consulta como el ave más antigua conocida.

Las colas serán estudiadas por los investigadores, quienes declaran que la segunda cola descubierta, es muy parecida a la de las especies modernas por su forma de abanico. Mientras tanto el “Jeholornis”, también tiene una cola de diseño primitivo en forma de palma.

Según los expertos, “en la evolución de las primeras aves, aparecieron diferentes soluciones y organismos que eran mosaicos de características”. “Lo que muestra que la evolución es mucho más compleja que lo que a veces uno puede pretender cuando mail order viagra tiene pocos fósiles o datos”.

Hasta este descubrimiento, algunos paleontólogos pensaban que en la evolución de la cola de las aves, esa cola larga que terminaba con plumas a lo largo de las vértebras en la punta, al irse reuniendo, se fue transformando en la de abanico.

Hoy se muestra que pudieron haber otras opciones en el por qué de este enigma. “La evolución de las colas hasta llegar a las de las aves modernas es resultado de interacciones complejas entre presiones selectivas naturales”, apunta el trabajo.