Seleccionar página

Únicamente el 3 por ciento de la donación de sangre en el país se realiza de forma altruista. Julieta Rojo, directora del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS), declaró que es importante generar cultura en esta materia.

images

En México se requieren al día alrededor de seis mil unidades, por eso es importante el fomentar la donación altruista de sangre, porque además es un proceso seguro que permite salvar vidas.

Al participar en la Campaña Mexicano-Alemana de Donación de Sangre “Somos Hermanos de Sangre”, que se realiza por cuarto año consecutivo en la Embajada Alemana y el Centro Alemán de Industria y Comercio de México, la doctora Rojo precisó que en países europeos más del 90 por ciento de la donación es de forma altruista.

Por su parte, Isabel Rucker Joerg, médico especialista del Banco de Sangre CNTS, señaló que existen pacientes con enfermedades como la hemofilia y leucemia que requieren de hasta 20 unidades de este líquido por día.

Coincidió en que se debe fortalecer la cultura de la donación altruista, debido a que la mayoría de la sangre que se obtiene en nuestro país es por reposición.

“El donar sangre es algo que no cuesta y que se puede hacer en cualquier institución de salud de forma segura, ya que el equipo que se utiliza es nuevo y desechable, por lo que no hay riesgos de contraer ninguna enfermedad”, puntualizó.

La especialista explicó que para el proceso de donación se realiza un estudio muy minucioso del estado de salud del donador, y consiste en la toma de signos vitales como es de presión arterial y temperatura, frecuencia cardiaca, estatura, además de una muestra de sangre para verificar que la concentración de hemoglobina esté dentro del rango.

Posteriormente pasa con el médico, quien le hace una historia clínica y una exploración física, para finalmente pasar a la extracción de sangre que dura entre siete y 12 minutos.

Una vez que se le extrae los 450 mililitros de sangre, se siguen medidas de seguridad con el fin de descartar cualquier malestar del donador, finalmente se ofrece un refrigerio para que recupere las 450 calorías que pierde al donar.

Finalmente, dijo que en 24 horas el cuerpo repone la sangre extraída y a los dos meses el organismo esta listo para volver a donar.

Cabe resaltar que donar sangre no es un proceso doloroso, quizá puedas sentir sólo un poco de molestia por el piquete de la aguja. También hay que destacar que si eres donador frecuente (al menos dos veces) tú y tus parientes en primer grado (padres, hermanos o hijos), en el caso de que la llegasen a necesitar, el CNTS te garantiza disponibilidad de sangre inmediata.

¿Cuáles son los requisitos para poder donar?

  • Ser mayor de 18 años
  • Pesar mínimo 50 Kg.
  • En general tener buena salud
  • Presentar una identificación oficial con fotografía
  • Personas sin tos, gripe, dolores de cabeza o de estómago
  • No padecer, o haber padecido, epilepsia, hepatitis, sífilis, paludismo, cáncer, sida o enfermedades severas del corazón
  • No haber ingerido bebidas alcohólicas en las últimas 48 horas
  • No haber tenido ningún tipo de cirugía en los últimos seis meses
  • No haberse realizado tatuaje, perforación o acupuntura en el último año
  • No haber sido vacunado contra hepatitis o rabia en el último año, y
  • En ayuno mínimo de 4 horas.

Cualquier duda, puedes consultarla en el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) en la Ciudad de México, a los teléfonos 5119-4620 al 28, extensiones 1330 y 1332.

¡Dona sangre, regala vida!