Seleccionar página

El incidente de la avioneta mexicana que fue interceptada en Venezuela y posteriormente quemada en tierra, ha generado tensión en las relaciones entre México y Venezuela.

Maduro

La avioneta mexicana en la que viajaba un grupo de personas con identidad falsa, fue obligada a bajar en Venezuela y más tarde destruida. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró posteriormente que la avioneta iba llena de cocaína.

Este incidente ha provocado tensiones en la relación diplomática de ambos países, por eso la cancillería mexicana citó al embajador venezolano en México para que dé las explicaciones correspondientes.

Mientras tanto, Nicolás Maduro mantiene la misma posición; dijo que habló con el canciller venezolano en México para que diera todas las explicaciones pero que le dejara claro al presidente mexicano que el avión estaba lleno de cocaína.

Por otro lado, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México indicó que la única información que obtuvo desde Venezuela fue que la nave había sido perseguida por 40 minutos y que había aterrizado en una pista clandestina, sin que hubiera rastro de los tripulantes.

El secretario de Gobernación mexicano, Miguel Ángel Osorio Chong, declaró que los cinco tripulantes habían presentado credenciales falsas antes de abordar el avión y que eso ha dificultado la investigación.

La avioneta salió de Querétaro con destino a las Antillas holandesas, frente a la costa occidental de Venezuela; la nave fue perseguida por el ejército venezolano, pero cuando los militares llegaron, la tripulación había desaparecido.