Seleccionar página

Comprar por Internet es la mejor manera de comprar sin salir de casa. Con Internet encontrarás a un click de distancia las mejores ofertas y un inmenso mercado con todos los productos y servicios que puedes llegar a imaginar y donde las barreras no existen.

comprar-internet

Hacer compras por Internet te ofrece grandes beneficios al momento de adquirir bienes y servicios. Internet está siempre abierto –siete días a la semana durante las 24 horas del día–, las ofertas son numerosas y variadas, generalmente a mejores precios que en el mercado físico y además te permite comparar precios, investigar funcionalidades y comprar cómodamente.

Una vez que te has decidido a comprar por Internet, la siguiente pregunta tal vez sea ¿qué necesito para hacerlo? Los siguientes puntos son básicos:

Tener acceso a una computadora o dispositivo móvil con acceso a Internet.
Disponer de una cuenta de correo electrónico o e-mail.
Una cuenta bancaria, tarjeta de crédito o de prepago.
Un domicilio válido o en su defecto una dirección de apartado postal.
¿Cómo se paga?

En Internet se puede pagar de diversas formas que se pueden clasificar en dos grandes grupos:

a) Medios en línea (online): Los que se realizan mediante Internet.

Pago mediante Tarjeta de Crédito en Gateway (pasarela) de pago de entidad bancaria.
Pago mediante Tarjeta de Crédito a través de un intermediario, como por ejemplo PayPal, Google Wallet o Amazon Payments.
b) Medios fuera de linea (offline): Los que se realizan fuera de Internet.

Pago contra entrega (COD)
Pago mediante transferencia bancaria
Pago mediante depósito bancario
Pago mediante Tarjeta de Crédito en Gateway (pasarela) de pago de entidad bancaria.

El pago con Tarjeta de Crédito es el más extendido de los medios de pago en línea.

El proceso comienza una vez que hemos decidido qué productos y/o servicios deseamos adquirir y hemos requisitado los datos personales que nos solicitan, tales como nombre completo, domicilio de entrega, etc., así como sabemos el importe a pagar.

En ese momento somos redirigidos al Gateway (pasarela) de pago de una entidad bancaria, que es la que nos cobrará el importe. Primero, debemos comprobar que la conexión es SSL (Secure Socket Layer o en español, Capa de Conexión Segura) y que el certificado de seguridad es válido y confiable. Si ello es así, podemos introducir los datos que nos piden de la tarjeta: titular, número, fecha de vencimiento y código de seguridad.

A continuación, el banco nos cobrará el importe en nombre de la tienda, nos informará de que el cargo se efectuó sin contratiempo y nos reenviará a la web de la tienda para concluir el proceso de compra.

Cabe resaltar que algunas tiendas no nos redirigen a un Gateway (pasarela) de pago, sino que solicitan los datos de la tarjeta en su propia web. Si la conexión no es segura nunca debemos introducir los datos de la tarjeta, y en caso de que exista una conexión SSL, solo daremos los datos en caso de confiar plenamente en la tienda donde estamos comprando.

Pago mediante Tarjeta de Crédito a través de un intermediario, como por ejemplo PayPal, Google Wallet o Amazon Payments.

Hasta el momento, las diferentes tarjetas de crédito han constituido la alternativa dominante, pero se han creado otras maneras de pagar que tratan de aportar una mayor seguridad y espantar los miedos que pueden existir hacia la compra en Internet. Así, se puede optar por PayPal, Google Wallet o Amazon Payments, entre otros sistemas de pago.

Este tipo de pagos se caracterizan por no usar de manera directa las tarjetas de crédito. Su idea es original y efectiva porque se trata de una forma de pagar con el dinero de plástico sin que el comercio sepa cuál es el verdadero número.

Para ello, reemplazan los dígitos por una dirección de correo electrónico. Los usuarios comunican esta información a estos servicios, que después intermedian en todo el proceso de pago, de forma que ni el que vende ni el que compra conocen nunca los datos reales de la tarjeta o de la cuenta corriente de la otra persona. En este modo de pago no hay costo para el comprador y éste se traslada al vendedor en forma de porcentaje sobre cada transacción.

Además de PayPal, Wallet y Amazon Payments, tres sistemas de pago respaldados por grandes empresas de la red, el consumidor dispone de otras alternativas para adquirir productos en Internet sin proporcionar de manera directa los datos de la tarjeta.

Es el caso de ClickandBuy, que agrupa todas las compras efectuadas en un mes y permite pagarlas a través de una tarjeta de crédito, mediante una transferencia desde una cuenta corriente o con domiciliación del recibo.

Pago con medios fuera de linea (offline)

Los medios tradicionales de pago también pueden ser utilizados en Internet. El más extendido es sin duda el pago contra entrega (COD). En esta forma se paga al momento de recibir el producto/servicio adquirido.

No todas las empresas ofrecen este medio de pago puesto que supone el riesgo de que finalmente el cliente no quiera la mercancía, por lo que la mayoría de empresas que ofrecen esta forma de pago cobran un monto extra por el servicio.

Otros medios de pago son realizar una transferencia bancaria o efectuar un depósito a la cuenta del vendedor. Estos medios resultan útiles cuando no se cuenta con una tarjeta de crédito o la tienda no tiene una pasarela de pago disponible. El riesgo que se corre es el de efectuar la transferencia o el depósito y no recibir la mercancia adquirida, por lo que se sugiere que estos medios de pago sólo se acepten en caso de ser una tienda de conocida buena reputación o con la que hayamos realizado transacciones anteriormente.

 

promo 50 cintillo