Seleccionar página

El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, ha insistido en que no hay acuerdos por debajo de la mesa entre su partido y el gobierno federal 

Preciado

Jorge Luis Preciado advirtió que si se quiere una reforma energética, el PRI debe respaldar la iniciativa propuesta por el PAN, la cual incluye el otorgamiento de concesiones a empresas extranjeras y la posibilidad de que puedan quedarse con el petróleo que produzcan.

Explicó que lo publicado por The Wall Street Journal y la agencia Bloomberg, solo reproduce la iniciativa que presentó el PAN, aunque destacó que la posición no es un secreto.

Asimismo, defendió la postura de que las petroleras extranjeras inviertan en México y reciban parte del petróleo que extraigan pues argumentó que los contratos de utilidad compartida propuestos en la iniciativa de Peña, son como los modelos de Irak, Ecuador y Bolivia, que no resuelven el problema y en los que ya nadie invierte.

Según explicó, la propuesta del PAN consiste en un mercado energético con producción compartida, similar al modelo que manejan países como Brasil, Colombia o Noruega, en donde Pemex y las empresas privadas que se contraten extraigan petróleo y ambas partes se queden con una cantidad del hidrocarburo.

Indicó que esto no implicaría pérdida de renta petrolera puesto que las empresas privadas pagarían impuestos al Estado Mexicano.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya Cortés, rechazó que exista un acuerdo entre su partido y el gobierno federal en materia energética. “Diálogo por supuesto que sí, de manera permanente siempre en esta Cámara de Diputados en todos los temas; acuerdo concreto en materia energética no lo hay”, puntualizó.