Seleccionar página

Según el Fondo Mundial de la Naturaleza, WWF (por sus siglas en inglés), un mono que ronronea, una rana diminuta y una piraña herbívora, son algunas de las 400 nuevas especies que se descubrieron en los últimos cuatro años en la selva del Amazonas.

Descubiertas-400-especies-en-el-Amazonas-en-los--uacute-ltimos-4-a-ntilde-os

Entre otras numerosas especies descubiertas de 2010 a 2013, se encuentra una lagartija de brillantes colores, una serpiente de colores llamativos y una orquídea color rosa. A estas especies descubiertas por científicos y recopiladas por el WWF, se le suman 258 plantas, 84 peces, 58 anfibios 22 reptiles, 18 aves y un mamífero, además de innumerables insectos y otros invertebrados.

La lagartija de colores fue encontrada gracias a unos huevos que recolectaron los científicos, los cuales más tarde fueron quebrados por sus crías en la Amazonia colombiana.

La diminuta rana encontrada se cree que está en peligro de extinción, tal como su nombre lo indica pues Allobates amissibilis, nombre científico del anfibio en latín, significa “que se puede perder”.

La piraña herbívora es una especie que llega a medir 50 cm de largo y pesa escasos 4 kg, su principal alimento son las plantas; donde se registró el mayor avistamiento de esta especie fue en la cuenca del Río Trombetas, en Brasil.

Por su parte, la serpiente de brillantes colores fue encontrada en las montañas de Guyana. Esta especie fue nombrada Chironius challenger en honor del Profesor George Edward Challenger, personaje ficticio de la obra “El Mundo Perdido” de Arthur C. Doyle.

Una hermosa orquídea rosa también ha sido encontrada y denominada “Sobralia imavieirae”, oficialmente descrita por los científicos de Roraima, en la Amazonia brasileña.

La gran mayoría de especies encontradas son endémicas de la región del Amazonas, por lo que son muy vulnerables a la contínua destrucción que sufre la zona.