Seleccionar página

Los directores de las agencias de espionaje británicas defendieron sus actividades al momento de que el Parlamento, por primera vez, los cuestionó sobre sus actividades en una sesión transmitida por televisión.

Britain's intelligence chiefs give their first ever public testimony at parliament in London

Andrew Parker y John Sawers, los directores de la agencia doméstica M15 y la agencia de espionaje en el extranjero M16 respectivamente, así como el director del GCHQ, Iain Lobban, recibieron preguntas del Comité Parlamentario de Seguridad e Inteligencia hoy jueves.

Parker defendió a sus espías y sus métodos. “El que se crea que lo que se hace compromete la libertad y la democracia es incorrecto, y contrario, lo que se hace protege.”

Filtraciones de Edward Snowden mostraron que los espías británicos están involucrados en vigilancia masiva de las comunicaciones y las actividades en la red de ciudadanos británicos, lo que permite la absorción y el conocimiento de millones de detalles de llamadas y mensajes al mes. También, han espiado a aliados externos y compartido su información con sus contrapartes estadounidenses.

Sawers indicó al Comité que las filtraciones de Snowden han resultado altamente dañinas y han puesto a sus operaciones en riesgo. Es claro que los adversarios están contentos con estos actos y Al Qaeda está ganando con esto.

Las agencias de espionaje británico no han hecho públicas las formas en que las filtraciones de Snowden han dañado sus actividades, tampoco han probado como el espionaje a millones de ciudadanos, extranjeros y gobiernos les ha otorgado una ventaja frente a sus adversarios.

Lobban fue el único en dar pequeños detalles de cómo sus actividades atraparon a grupos en Medio Oriente, indicando que buscarán una manera diferente de asegurar los medios de comunicación ante la filtración de Snowden. Indicó también que se daría mayor detalle en privado.