Seleccionar página

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha revocado por mayoría de votos el amparo que dejó en libertad a Rafael Caro Quintero el pasado agosto de este año.

Primera Sala

Ante esto, la Primera Sala ha enviado el expediente al Primer Tribunal Colegiado del Tercer Circuito para que emita una nueva sentencia, en la que se tome en cuenta que el secuestro y homicidio del agente de la agencia estadounidense antidrogas (DEA), Enrique Salazar, y del piloto mexicano Alfredo Zavala, son delitos federales y como tales deben juzgarse.

El ministro Jose Ramón Cossío, quien votó en contra, indicó que no puede aceptar la propuesta de que los miembros de una agencia gubernamental extranjera, que tiene jurisdicción sobre territorio de Estados Unidos, estén considerados como personas internacionalmente protegidas al realizar funciones en territorio nacional.

El ministro Cossío indicó no poder entender que la DEA sea considerada por la Corte como organismo intergubernamental simplemente por nombrar o enviar delegados a otros países y que por tanto se considere delito federal el homicidio de uno de sus agentes cuando se ha tratado de un caso del fuero común, tal como lo dictaminó el tribunal colegiado que dejó en libertad a Caro Quintero.

Esto implicaría aceptar implícitamente la aplicación extraterritorial de las funciones de la DEA en México, como son “investigar y perseguir a sospechosos de traficar drogas así como de introducir narcóticos al país vecino”.

Al revocarse la libertad, Caro Quintero tendrá que regresar a prisión,  mientras que los magistrados del tribunal resuelven si continúa vigente la sentencia de 30 años de prisión dictada en 2009 por el homicidio de los antes mencionados, cometido en 1985.

Caro Quintero se encuentra actualmente prófugo de la justicia, en razón de que la PGR emitió una orden de detención con fines de extradición.