Seleccionar página

Después de 11 años de creerla muerta, Brenda Heist fue encontrada por la policía de Florida. 

desaparecida_11

Brenda Heist desapareció una mañana del año 2002, luego de ir a dejar a sus hijos a la escuela, en Lititz, Pennsylnavia.

Por varios meses el detective Schofield, el estado y las agencias federales de investigación, indagaron al caso de Heist sin hallar rastro alguno. Ahora, 11 años después, apareció.

Con un grave problema de salud, a sus 54 años acudió a la policía de Florida, quienes a la hora de cotejar sus datos con las autoridades de Pennsylvania, decubrieron que Heist no estaba muerta como lo decían los documentos policiales.

Todo comenzó con una crisis nerviosa a causa de su divorcio y complicaciones financieras. En su desesperación, se hizo amiga de un grupo de vagabundos en un parque local. Después de hablar varias horas con ellos, decidió unirse al grupo en una excursión auto-stop hasta Florida.

Heist logró evadir a las autoridades viviendo bajo los puentes y sobreviviendo de restos de comida producto de los restaurantes. En ocasiones, trabajaba limpiando barcos.

Cuando se reportó su desaparición, su ex esposo Lee fue señalado por la policía como presunto culpable, aunque más tarde fue absuelto.

“Pero ella nunca se molestó en levantar el teléfono para llamarnos. Ni una sola vez”, dijo Morgan, hija de Brenda Heist. “Probablemente ella diría que la odio y no quiero verla por un tiempo. Al mismo tiempo, obviamente, no me olvido de ella, es mi madre.”