Seleccionar página

Un inventor inglés creó el primer helado flourescente a partir de una proteína proveniente de las medusas.

lick-mem-delicious-charlie-francis

El mundo nos sorprende muchas veces con los inventos que se dan a conocer. Hoy en día, la tecnología ha avanzado tanto que cada vez nos sorprendemos más de los productos que se lanzan al mercado. Un ejemplo de esto son los teléfonos inteligentes, las tablets, las cámaras de video o fotografía con sus asombrosos lentes, las nuevas formas de comunicación, pero, ¿alguna ves te imaginaste que existiera la comida que brille en la oscuridad?

El inventor Charly Francis, de Bristol, Inglaterra, creó el primer helado flourescente que existe. Este peculiar helado fue elaborado a base de una proteína sintetizada que se encarga de darle brillo a las medusas. ¿No es asombroso?

Esta idea llegó a Francis después de investigar sobre el mundo marino y sus criaturas. Posteriormente, convenció a unos expertos chinos para que reprodujeran esta divertida proteína en su laboratorio. Únicamente basta con pasar la lengua sobre el helado para que tome un color verdoso y encienda su resplandor, mismo que es provocado por la proteína ya mencionada.

A muchos empresarios les ha parecido una grandiosa idea y deseaban lanzar este producto el 31 de octubre, con motivo del festejo de Halloween. El único problema que tiene este sofisticado postre es que su venta exige 140 libras a cambio de la curiosidad.

Así que si quieres probar este increíble helado, tendrás que atenerte al precio del mercado, ya que en ningún otro lugar podrás conseguir un helado que brille en la obscuridad, al menos por el momento.