Seleccionar página

Una boca saludable previene enfermedades cardiacas, según un estudio reciente.

dientes-blancos1-336x250

La aterosclerosis es una enfermedad cardiaca riesgosa que puede causar accidentes cerebrovasculares e incluso la muerte. En ella, la placa compuesta por grasas, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre, se deposita dentro de las arterias. Recientemente, investigadores han encontrado que a medida en que mejora la salud de las encías de las personas, la acumulación de placa en las arterias se hace más lenta.

En el estudio participaron 420 adultos, quienes se sometieron a pruebas para evaluar su salud bucal, incluyendo la acumulación de placa en las arterias del cuello (carótidas). Durante tres años de seguimiento, la mejora de la salud bucal y la reducción de bacterias en proporción, asociadas con la infección de encías, se vincularon con una tasa más baja de acumulación de placa en las carótidas.

Los descubrimientos del estudio fueron publicados en la edición en línea del 28 de octubre de la revista Journal of the American Heart Association.

“Estos resultados son importantes porque la aterosclerosis avanzaba en paralelo tanto con la enfermedad periodontal (enfermedad en las encías) clínica como con los perfiles bacterianos de las encías”, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Columbia, el autor principal del estudio, Dr. Moise Desvarieux, profesor asociado de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Mailman de la universidad.

“Se trata de la evidencia más directa hasta la fecha de que modificar el perfil de las bacterias periodontales podría desempeñar un papel en la prevención o ralentización de ambas enfermedades”, declaró Desvarieux.

Las bacterias de las encías pueden contribuir a la enfermedad cardiaca llamada aterosclerosis de muchas maneras. A través de un estudio con animales, se comprobó que esas bacterias pueden provocar la inflamación asociada con dicha enfermedad.

“Es esencial que continuemos siguiendo a estos pacientes para ver si la relación entre las infecciones periodontales y la aterosclerosis permanece en eventos clínicos, como el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular, y evaluar si modificar la flora periodontal ralentiza el avance de la aterosclerosis”, informó Desvarieux.

El mantener una salud bucal sana a través de la visita al dentista, evita la inflamación de las arterias que puede ocasionar la aterosclerosis.