Seleccionar página

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC alcanzaron hoy un acuerdo que establece un marco para garantizar la participación del grupo rebelde en política, segundo de los cinco puntos de la agenda de los diálogos de paz de La Habana. 

Colombia Farc

La participación política es el segundo punto de los cinco que contempla la agenda de los diálogos de paz que se sostienen en La Habana, los cuales buscan acabar un conflicto armado que ha durado medio siglo en Colombia.

El diplomático cubano, Rodolfo Benítez, ha indicado que este segundo punto profundiza y robustece la democracia. Son Cuba y Noruega los garantes de las conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC iniciadas hace casi un año.

Este acuerdo fija las pautas para que los guerrilleros se incorporen al sistema político de Colombia, e incluye garantías para la oposición política, medidas para impulsar la participación ciudadana, así como contempla que después de la firma del acuerdo de paz se revise el sistema electoral de Colombia.

En 10 días se iniciarán las discusiones del tercer punto, aquel relacionado con las drogas ilícitas.

Los otros puntos que quedarán pendientes son el abandono de las armas y la reparación de las víctimas, además del mecanismo de validación de un eventual acuerdo que ponga fin al conflicto armado.

Cabe mencionar que el primer punto de discusión y que logró ser acordado en mayo fue en torno al tema agrario, la inicial causa de la disputa que condujo a la creación de las FARC en 1964.