Seleccionar página

Bill de Blasio salió victorioso en la carrera por convertirse el nuevo alcalde de Nueva York, lo que marca la primera vez en 20 años que un demócrata toma la Alcaldía.

De Blasio

La propuesta de De Blasio es un cambio fundamental en la ciudad más poblada de EE.UU. y que vive en condiciones graves de desigualdad económica.

De Blasio ganó las primarias en septiembre, criticando principalmente la defensa del alcalde Bloomberg de mantener “dos Nueva Yorks”, uno rico y uno pobre

En tanto en Boston, el legislador y dirigente sindical Martin Walsh le ganó al demócrata y Concejal John R. Connolly para convertirse en el alcalde número 48 de esa ciudad.

Por su parte, Chris Christie ganó fácilmente la reelección en Nueva Jersey, estado de inclinación demócrata, en medio de rumores de una posible candidatura a las presidenciales en 2016.

Christie es el primer republicano en un cuarto de siglo en obtener mas del 50% del voto en Nueva Jersey, un estado que votó de manera exponencial por el Presidente Obama el año pasado. Christie declaró que “a cualquiera que esté viendo el día de hoy, bajo este gobierno nuestro primer trabajo es cumplir con el trabajo y deber, mientras yo sea gobernador, el trabajo siempre siempre estará cumplido”.

En Virginea, Cuccinelli se vio afectado por sus lazos con el “Tea Party”, quien es culpado del cierre del gobierno el mes pasado, por lo que la contienda se inclinó a favor de McAuliffe, quien recibió todo el apoyo tanto del matrimonio Clinton, como del propio Presidente Obama.

Aunque se prevé que los republicanos mantengan el control de la Legislatura, los demócratas podrían romper la mayoría republicana en la Cámara de Representantes que le permite rechazar vetos, y todo ello podría preparar el terreno para las próximas elecciones presidenciales.