Seleccionar página

Twitter, la plataforma de migroblogging, sirve como instrumento para comprender cómo el estado de ánimo de un usuario se contagia al establecer lazos sociales.

twitter

Las redes sociales han favorecido la comunicación entre individuos a larga distancia con características y gustos similares. A esta tendencia se le conoce como “homofilia”. Estudios recientes indican que aun más allá de las características demográficas como la edad, el sexo, la raza o el lugar donde habitan, estados psicológicos como la soledad o la felicidad, son factores que definen las relaciones de los usuarios dentro de una red social.

Investigadores de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, han demostrado que en Twitter, la felicidad general o bienestar subjetivo de los usuarios, determina con quienes se relacionan. Esto quiere decir que los usuarios de esta famosa red social,  siguen a aquellas personas que comparten su mismo nivel de bienestar subjetivo.

Los investigadores estudiaron a 102.009, usuarios activos en Twitter durante seis meses, así comprobaron que las personas más felices tienden a “retuitear” a esas personas que comparten la misma felicidad; lo mismo sucede con las personas con otros estados de ánimo.

Esto convierte a la popular plataforma de microblogging, en “un instrumento útil para comprender cómo el estado de ánimo de un usuario, ya sea positivo o negativo, se contagia cuando establece lazos sociales”, sugieren los autores del estudio. Dichos autores han anunciado sus próximas investigaciones en las cuales se centrarán  en investigar de qué forma el estado de ánimo puede propagarse y afectar al comportamiento de los usuarios en la vida real.