Seleccionar página

Una serie de explosiones ocurridas fuera de la sede del Partido Comunista Chino (PCCh) en Taiyuan, capital de Shanxi,  dejaron un muerto y ocho heridos. 

Police blocked area after an explosion in Taiyuan, north China's Shanxi province on November 6, 2013. A series of bombs packed with ball bearings exploded outside a provincial headquarters of China's ruling Communist Party on November 6, killing at least one person days after a fiery attack in Tiananmen Square.   CHINA OUT     AFP PHOTO

Fueron ocho sonidos explosivos, según la agencia oficial china Xinhua, y se ha descubierto que las bombas son de fabricación casera. Las autoridades también indicaron que  las explosiones se dieron como un acto de castigo por parte de un ciudadano enojado con las autoridades.

El lunes pasado murieron cinco personas en Pekín después de que tres personas estrellaran e incendiaran un coche en la plaza Tiananmen; los muertos fueron los tres ocupantes del auto, una turista filipina y un turista chino.

La noticia de las explosiones acontecidas en Taiyuan ha corrido por las redes sociales chinas, donde los usuarios han subido fotos en las que se ve la avenida de la sede del PCCh, camiones de bomberos, ambulancias y coches de la policía.

Casualmente el lugar donde ocurrió el incidente fue la sede de una protesta hace una semana de alrededor de 200 personas que han sido despedidas de sus trabajos.

Ciudadanos que están en contra de las autoridades por considerarlas injustas han llevado a cabo en el pasado atentados en China con explosiones, incluso han matado a funcionarios a navajazos y han atacado a niños en escuelas. La situación en China cada vez se torna más violenta cuando existen desacuerdos.