Seleccionar página

Si existen tan buenas referencias de este modelo de comercio electrónico en el mundo, ¿por qué no se ha popularizado en México esta forma de compras?

descarga

La desconfianza, la falta de conocimiento y la inseguridad, son las razones para este miedo (muchas veces infundado) a las compras online.

¿Qué ventajas tienen las compras por Internet?

Seguridad: Evitar el uso de dinero en efectivo cargando el mismo por las calles, es el mayor beneficio de este tipo de comercio. Con algunos clics puedes adquirir tus productos sin el temor de ser atracado en cualquier esquina. Incluso, los riesgos de que tu tarjeta sea clonada en un sitio seguro de compras en línea, son muchos menores que en negocios del mundo físico, donde en un descuido se llevan tu tarjeta detrás del mostrador y te la clonan en un santiamén. Esto es debido a que las tiendas de comercio electrónico están sujetas a más controles, verificaciones y medidas técnicas de seguridad para evitar estos fraudes.

Descuentos: Para promover las ventas por internet, las marcas y los almacenes hacen descuentos en los precios finales de los productos, ya que muchas veces pueden reflejar mejores precios a sus clientes por no tener rentas de espacios físicos, personal en la tienda e inventarios.

Mayor oferta: En una compra normal sólo se puede adquirir en la tienda; con las compras por internet hay mayores opciones tanto en los productos como en los precios. Basta con saber buscar y podrás encontrar 10 veces más variedad de productos de una categoría. Trata de encontrar una lámpara de mesa con un dibujo de una palma en una tienda departamental, y con suerte hallarás una. En Internet seguramente podrás escoger de entre cientos de opciones.

Comparación: Para ver otros productos y escoger el mejor sólo se necesita un clic y cambiar de página, donde además tendrás los comentarios sinceros en favor y en contra de un producto por otros compradores bien informados, y no por un vendedor que difícilmente conoce a fondo el producto.

Entrega: Cuando se compra un producto por internet, el vendedor garantiza que el producto sea entregado en óptimas condiciones, ya que de la reputación entre los usuarios depende la rentabilidad.

¿Y qué hay de la seguridad?

El motivo más usual por el que los mexicanos no intentan las compras por internet es la percepción de que sus datos pueden ser robados y sus tarjetas de crédito clonadas o presas de cargos indebidos.

Claro, hay que tener las medidas de seguridad necesarias, pero lo más importante es revisar que en la tienda en línea donde se vaya a realizar alguna compra tenga una certificación de transacciones seguras y que tenga la reputación necesaria para confiar en ella.

Existen sellos como el de la AMIPCI en México (Asociación Mexicana de Internet) que se encarga de verificar que la tienda proteja los datos personales (como correos electrónicos, contraseñas y tarjetas de crédito) de los usuarios.