Seleccionar página

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha indicado que el panorama económico mundial ha llevado a que las perspectivas de crecimiento económico para América Latina no sean tan favorables.

AL

Christian Daude, economista jefe de la Oficina para las Américas del Centro de Desarrollo de la OCDE, indicó que en México las reformas impulsadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto van a tardar un año en implementarse al cien por ciento y dos años en tener efectos de corte económico, lo cual, sumado a una débil demanda externa, provocará que el país tenga un crecimiento por debajo de su potencial el próximo año .

Si no hay inversión e inovación tecnológica, las reformas que se piensan aplicar no funcionarán, señaló la OCDE.

Las condiciones macroeconómicas tampoco presentan un futuro tan próspero para la región debido principalmente a tres factores esenciales: reducción del volumen comercial, moderación de los precios de materias primas, e incertidumbre sobre las condiciones financieras y monetarias a nivel global.

Lo anterior a consecuencia del bajo crecimiento en la Unión Europea, un crecimiento más moderado de China, y del impacto que tendrá el endurecimiento de la política monetaria estadounidense.

América Latina enfrenta retos estructurales debido a que no tiene una creciente demanda interna y a que acaba de vivir una década de fase expansiva de la economía.

El funcionario de la OCDE informó que el potencial de crecimiento para los países de América Latina será en promedio de 4% para los próximos años, debido a que las exportaciones de materias primas podrían reducirse de forma considerable.