Seleccionar página

Un tribunal especial de Bangladesh ha condenado este martes a muerte a 152 personas por su relación con los motines de 2009 en Dacca y otros puntos del país, en los que murieron 74 personas y que pusieron seriamente en peligro la estabilidad del Gobierno.

Bangladesh

El tribunal de Dacca condenó a cadena perpetua a otros 161 acusados y a diferentes penas de prisión a otros 250, además de 271 inculpados quienes han sido absueltos.

Este inmenso juicio ha durado 56 meses y es el más grande que se ha realizado. Cuatro de los acusados murieron en prisión durante el proceso, otros 20 escaparon y 13 fueron liberados bajo fianza, mientras que otras 4 mil personas comparecieron ante los tribunales para ser juzgados por cargos menos graves.

A principios del 2009, soldados del cuerpo uniformado más veterano del país que cuenta con 60 mil hombres, se amotinaron en varios cuarteles después de haber peleado con mandos militares por cuestiones salariales. La revuelta duró 36 horas y murieron 57 oficiales del Ejército.

Los amotinados entregaron las armas después de que tanques del ejército los rodearon y la primer ministro Sheikh Hasina les prometió amnistía a los amotinados para que negociaran un acuerdo entre ambas partes.

Pero el Gobierno denunció posteriormente que el motín fue una conspiración contra las autoridades civiles.

Los militares han realizado 21 intentonas golpistas en Bangladesh y la oferta de amnistía y el manejo del caso por el gobierno afectó significativamente las relaciones de las fuerzas armadas con Hasina, pero la líder prometió enjuiciar a los responsables.

El Departamento de Investigaciones Criminales realizó las pesquisas y acusó a 850 personas de delitos graves, como asesinato e incendio intencional.