Seleccionar página

Elementos del Ejército mexicano asumieron este lunes el control de la seguridad en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, informó Eduardo Sánchez, vocero de seguridad del gobierno federal.

EJERCITO EN LAZARO CARDENAS

El Ejército Mexicano se ha hecho cargo de la seguridad en el puerto de Lázaro Cárdenas, en el Pacífico, uno de los principales centros de carga en una zona del país que lucha por contener a las bandas de narcotraficantes violentos.

El vocero de seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez, informó en conferencia de prensa que para coadyuvar con el restablecimiento de las condiciones de paz, legalidad y seguridad en el estado de Michoacán, y con el objeto de fortalecer al Estado de Derecho, así como la legalidad de las actividades comerciales que cotidianamente se realizan en el puerto de Lázaro Cárdenas, el día de ayer se iniciaron diversas acciones simultáneas que deberán tener un impacto significativo tanto en el ámbito comercial, como en el de la seguridad de este importante puerto del Pacífico mexicano.

Éste ha sido un punto habitual de tiroteos y ataques a funcionarios desde que el presidente Enrique Peña Nieto tomó el poder hace 11 meses y se comprometió a poner fin a la violencia generalizada derivada de los cárteles de la droga.

La medida constituye un paso más para controlar la influencia de los narcotraficantes en la zona, ya que el puerto de Lázaro Cárdenas es el más importante en cuanto a volumen de carga general; el segundo en volumen de manejo de contenedores y el tercero respecto al valor de la mercancía que se importa y exporta de nuestro país, sólo superado por los puertos de Manzanillo y Veracruz, según especificó Aristóteles Núñez Sánchez, titular del Servicio de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La Secretaría de Marina garantizará la seguridad del recinto portuario, así como de las operaciones que ahí se llevan a cabo, por lo que incrementará el personal y fortalecerá los esquemas de operación del Centro Unificado de Respuesta de Incidentes Marítimos, conocido como CUMAR, y deberá garantizar la seguridad de todos los servidores públicos que prestan sus servicios en el puerto de Lázaro Cárdenas.

A la Secretaría de la Defensa Nacional le corresponderá reforzar la seguridad periférica y las vías de acceso al puerto, así como evaluar y adiestrar a los elementos de la Policía Municipal de Lázaro Cárdenas. En tanto esto sucede, el personal militar realizará funciones de seguridad pública en apoyo a las autoridades municipales y estatales.

Al operativo también se unió la Policía Federal, que apoyará en sus tareas al Ejército, y que garantizará el libre tránsito de personas por las carreteras locales.

Por su parte, la Procuraduría General de la República (PGR) coadyuvará en las revisiones de rutina que se realizan dentro y fuera del recinto portuario, y recibirá las denuncias de probables actividades ilícitas en la zona.

Eduardo Sánchez informó también que todas las dependencias federales involucradas relevarán de manera gradual y cíclica a la totalidad de los servidores públicos comisionados a este puerto.

Sánchez dijo que la medida tiene como objetivo controlar y reducir la violencia de la cual ha sido objeto el estado de Michoacán, donde en días pasado hubo atentados con explosivos en contra de varias gasolineras y subestaciones eléctricas de la CFE.

“El gobierno pretende restablecer el orden y la seguridad en Michoacán”, señaló el portavoz. “La acción también es en respuesta a denuncias anónimas de actos de corrupción en el puerto por parte de las autoridades y de la colusión de funcionarios gubernamentales con el crimen organizado”.