Seleccionar página

Puebla es una de las ciudades de México considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Conocerla, es toda una experiencia.

Palacio-de-Gobierno puebla

Puebla quedó inscrita en el listado de sitios considerados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1987, gracias a ser una de las mejores muestras de la urbanística española en el Nuevo Mundo y por el número y la excelencia de sus grandes edificios.

Al visitarla, vale la pena conocer la Iglesia de Santo Domingo y la esplendorosa Capilla del Rosario. Dentro del Zócalo de la ciudad se encuentra la Catedral, reconocida como una de las más bellas de América. Tras la Catedral, encontrarás la Biblioteca Palafoxiana, considerada la primera biblioteca pública del continente americano.

Para los que quieren comprar, la Plazuela de los Sapos es ideal para los objetos de antigüedad. Muy cerca de ahí, se encuentra el mercado de artesanías El Parián, cubierto en su mayoría por ladrillo y azulejos de talavera, muy al estilo poblano. Después, recorre el Museo Regional, que alberga una colección de extraordinario valor cultural y atractivo estético.

El Barrio del Artista es un atractivo rincón que cuenta con una fuente barroca adornada con esculturas. Ahí, se puede dar un agradable paseo y conocer los talleres de los pintores que trabajan a la vista del público. Dos cuadras al norte se encuentra el Teatro Principal, el cual lleva operando dos siglos y medio con numerosos espectáculos y obras de arte. Afuera del recinto hay lugares para descansar y tomar una buena taza de café.

Es recomendable visitar el Centro de Convenciones de Puebla y el magnifico Convento de San Francisco, fundado por la Orden de los Frailes Menores, que fue la primera en establecerse en México después de la conquista.

La gastronomía poblana es rica en manifestaciones y recetas, a tal grado que sus platos originales son ahora símbolo no sólo del estado, sino de México entero. Al visitar la ciudad, no puedes dejar de degustar alguno de sus platillos tradicionales, como los chiles en nogada, el mole poblano, las chalupas, cemitas o un delicioso chileatole si paseas de noche y tienes ganas de un antojito.

Visita esta hermosa ciudad y no te pierdas la riqueza de experiencias que Puebla tiene para ofrecer.