Seleccionar página

El escándalo de corrupción en el que está involucrado el yerno de los Reyes de España, Iñaki Urdangarin, sigue dando de qué hablar. Este lunes, un juez español ordenó el embargo de varios inmuebles, propiedad de la infanta Cristina y de él, entre ellos, la mitad del lujoso palacete de Pedralbes, en Barcelona.

DUQUES PALMA--644x362

El juez instructor del caso, José Castro, ejecutó el bloqueo patrimonial para cubrir la fianza de responsabilidad civil de 6.1 millones de euros que exigió a principios de año a Urdangarin y a su socio, Diego Torres, imputados por apropiarse de fondos públicos a través del Instituto Nóos, una organización sin ánimo de lucro.

El yerno del rey Don Juan Carlos de Borbón, ofreció la mitad de la casa como aval al Juzgado tras imponer una fianza de 8.1 millones de euros, más de 10 millones de dólares. La otra mitad de la residencia la posee la segunda hija de los Reyes de España, y está actualmente en venta bajo la supervisión del Juzgado Tercero de Instrucción de Palma, luego de que la habitaran por una década.

Además del palacete de Pedralbes, el juez confiscó tres viviendas de los duques de Palma y otras propiedades menores como garajes y trasteros.

El yerno del rey encabezaba el Instituto Nóos, dedicado a la organización de actividades deportivas, algunas de ellas las realizaban con los gobiernos de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, y a través de los cuales se transferían fondos públicos.

Los presuntos delitos de Urdangarin y Torres son malversación de fondos públicos, fraude a la administración pública, falsedad documental y delitos contra Hacienda Pública.